"China nos está decepcionando" dice Trump por falta de compras agrícolas

El presidente de EE.UU. supervisa los números de las comercializadoras de commodities y oficia de broker supremo: urge a China a comprar productos agrícolas y le recuerda que así lo prometió. También "premia" a México por frenar en la frontera norte la emigración a EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que China no está cumpliendo con las promesas que hizo sobre comprar productos agrícolas estadounidenses, en momentos en que las dos economías más grandes del mundo trabajan para resolver una disputa comercial.

"México lo está haciendo muy bien en la frontera, pero China nos está decepcionando porque no han estado comprando los productos de nuestros grandes agricultores como dijeron que harían. ¡Esperamos que comiencen pronto!", tuiteó Trump.

Mexico is doing great at the Border, but China is letting us down in that they have not been buying the agricultural products from our great Farmers that they said they would. Hopefully they will start soon!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 11 de julio de 2019

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo hoy que Washington espera que Pekín empiece a comprar cosechas y productos agrícolas estadounidenses y destacó que las negociaciones comerciales entre los dos países siguen adelante.

Estados Unidos y China acordaron el mes pasado reactivar las conversaciones comerciales estancadas en mayo. Trump accedió a no imponer nuevos aranceles  y funcionarios estadounidenses indicaron que China acordó realizar compras agrícolas, algo que no se ha materializado aún.

Según el Ministerio de Comercio de China, los principales negociadores comerciales de ambas partes sostuvieron una conversación telefónica el martes e intercambiaron opiniones sobre la implementación del consenso alcanzado por los dos jefes de Estado al margen de la cumbre del G20 en junio.

De su parte, analistas señalaron que la reapertura de los diálogos comerciales entre Estados Unidos y China representan un paso importante y simbólico.

"Es un acontecimiento simbólico pero muy importante porque ayuda a restablecer la confianza del mercado en un período difícil", dijo a Xinhua Carlo Altomonte, economista especializado en comercio internacional de la Universidad Bocconi de Milán.

En todo caso, la reapertura de las conversaciones no significa que un acuerdo esté cerca, apuntó Ettore Greco, vicepresidente del Instituto de Asuntos Internacionales, un laboratorio de ideas. "Este es un nuevo comienzo para un largo proceso".

La última ronda de conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos tuvo lugar en Washington en mayo, durante la cual la Administración estadounidense incrementó los aranceles adicionales en productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares, del 10 al 25%, lo que llevó a un estancamiento que duró hasta la reunión del G20.

 

Tags relacionados
Noticias del día