Pandemia

China comienza a vacunar a niños desde los 3 años contra el coronavirus

Será con el fármaco de Sinovac, que reportó que sus pruebas clínicas concluyeron con buenos resultados para menores.

China será el primer país en vacunar a niños a partir de los tres años contra el coronavirus, anunció este martes el laboratorio farmacéutico Sinovac. Hasta ahora, China aplicó casi 800 millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 aunque sólo a mayores de 18 años.

China, donde el coronavirus se reportó a fin de 2019 y que en mayo de 2020, según datos oficiales, dijo haber erradicado prácticamente la epidemia de su territorio, prevé vacunar al 70% de su población hasta fin de 2021: a mil millones de habitantes.

Un portavoz de Sinovac, que produce uno de los tres inyectables autorizados en el gigante asiático, indicó a AFP que su vacuna Coronavac podrá distribuirse a los menores de edad.

"Se aprobó (el uso de) la vacuna de Sinovac estos últimos días para los tres a 17 años", declaró sin precisar cuándo se administrarán las primeras dosis. Agregó que la farmacéutica finalizó sus pruebas clínicas en niños y adolescentes, cuyos resultados debe publicar la revista británica The Lancet

Además de Sinovac (dos dosis), China aprobó el uso de los productos de Sinopharm (dos) y Cansino Biologics (una). Los fármacos de los dos primeros también recibieron la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su administración en adultos.

En  la Unión Europea (UE), el Reino Unido y Estados Unidos ya fue aprobado el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech para niños pero desde los 12 años de edad.

Hace un mes, The New York Times reportaba que la pandemia no acabará hasta que los menores de edad sean vacunados. Según epidemiólogos encuestados en Estados Unidos, el momento en que sea seguro regresar a la mayor parte de las actividades sin precauciones, llegará una vez que por lo menos 70% de los estadounidenses de todas las edades estén vacunados. 

"Los niños con la clave para acabar con la pandemia", dijo David Celentano, residente de epidemiología en la Universidad Johns Hopkins y uno de los 723 epidemiólogos que participaron en mayo en la encuesta. 

Los expertos creen que la COVID-19 circulará por lo menos cinco años, pero ya no habrá una crisis de salud pública que requiera de confinamientos. "Se siente que hay una luz al final del túnel", dijo Gretchen Bandoli, profesor adjunto de pediatría en la Universidad de California, en San Diego. "Tenemos las herramientas que necesitamos para lograrlo, y se siente al alcance".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios