Brasil

Bolsonaro aliviado por la baja adhesión del paro de camioneros

También se registraron pocos cortes de ruta. Las internas en el sector y la falta de apoyo por parte de las empresas de transporte limitaron el impacto de la medida en su primera jornada.

El gobierno de Jair Bolsonaro atravesó el primer día del paro de camioneros sin mayores problemas, debido a la escasa adhesión y los contados cortes de ruta. Además, de las divisiones internas, los camioneros -que protestan por el aumento del combustible y por una actualización del precio mínimo de los fletes, entre otros puntos- enfrentan la oposición de los sectores productivos, especialmente agrícolas.

A diferencia de las huelgas de 2018, que generó desabastecimiento de alimentos y medicamentos, entre otros productos esenciales, debido a la extensión del conflicto por los precios del diésel, en la primera jornada sólo se registraron algunos bloqueos puntuales en Bahía, Río Grande do Norte y Porto Alegre. El resto de las rutas brasileñas mantuvieron un tránsito fluido.

Las internas en el sector amenazan el éxito de la medida. Por ejemplo, Wallace Landim, una de las principales figuras del paro de 2018, y presidente de la Asociación Brasileña de Conductores de Vehículos Motorizados Abrava), no adhirió a la huelga. Por su parte, José Roberto Stringasci, que lidera la Asociación Nacional de Transportes de Brasil (ANTB), una de las que convocó a la huelga, le dijo a Folha de Sao Paulo que esperaba que un "buen número de camioneros" se sume a la huelga sobre el fin de la semana.

Brasil: por la pandemia, la inversión extranjera directa cayó un 50% en 2020

Esta vez, Bolsonaro delegó la respuesta del gobierno en el ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, un ‘cuadro técnico' en el gabinete del mandatario, a quien hace poco definió como "mi ministro más importante". Freitas está a cargo de las negociaciones con los líderes camioneros y es el principal interlocutor del gobierno en el conflicto.

El domingo, en una entrevista con Estadao, el ministro había anticipado que la medida iba a tener un bajo acatamiento por la falta de acompañamiento de las empresas de transporte (a diferencia de lo que sucedió en 2018) y de los principales sindicatos. "He recibido mensajes de apoyo de varios líderes camioneros. No quieren parar, quieren trabajar. Ese es el sentimiento general", dijo Freitas.

Brasil: colapso en la Amazonia y problemas con las vacunas complican a Bolsonaro

Según Valor, el gobierno brasileño cree que los camioneros autónomos están más fragmentados que hace dos años, pero sigue monitoreando la situación porque el ánimo social está tenso como consecuencia dela pandemia. Un corte en la Vía Dutra a la altura de Guarulos (San Pablo), por ejemplo, podría causar un colapso en una de las autopistas más importantes del país y tendría un gran impacto mediático. En este sentido, la Justicia de San Pablo y la de Paraná ya prohibieron los cortes de ruta.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios