Brasil

Tras la segunda ola repunta la imagen de Bolsonaro, ¿le alcanzará para ganarle a Lula?

Según un sondeo el nivel de aprobación de Bolsonaro subió a 40% en los últimos dos meses. Su imagen negativa, sin embargo, es de 57%

A pesar del recrudecimiento de la segunda ola en Brasil, la imagen de Jair Bolsonaro estaría mejorando, en parte, gracias a nueva tanda de asistencia económica que también había disparado su imagen a niveles históricos el año pasado.

Según un sondeo de la consultora Atlas Político, un 40% de los encuestados aprueba la gestión de Bolsonaro (frente al 35% de marzo) mientras que el nivel de desaprobación bajó levemente de 60% a 57%. Para Andrei Roman, director de Atlas, la mejoría se debe a los bonos de 250 reales en promedio (menos de u$s 50) que el gobierno comenzó a repartir en abril y que finalizarán el próximo julio.

El año pasado, los ‘coronavouchers'  tuvieron un efecto similar sobre la imagen del mandatario, por eso decidió extender el plan hasta fin de año, en el contexto de las elecciones municipales de 2020. No está claro, sin embargo, que el efecto vaya a durar hasta las próximas elecciones presidenciales.

'Vacuna universal' contra el coronavirus: de qué se trata y cuánto falta para que esté disponible

De hecho, datos de la misma consultora concluyen que aunque es probable que Bolsonaro gane en primera vuelta (la intención de voto del presidente subió del 32,7% al 37% en dos meses), incluso como Lula da Silva como rival (33,2%); el líder del PT triunfaría en un eventual balotaje por casi cinco puntos de diferencia (45,7% a 41%).

La semana pasada, Lula hizo un tour por Brasilia con el objetivo de sumar aliados de cara a las próximas elecciones. El líder del PT se reunió con el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, y el expresidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, el presidente del PSD, Gilberto Kassab.

Después de un abril récord, Río de Janeiro abre las playas y termina con el toque de queda

Según Folha de Sao Paulo, también se reunió con embajadores de siete países para discutir la cuestión del medio ambiente una de las mayores deudas del gobierno de Bolsonaro.

Más allá de la dirigencia política, el viaje de Lula a Brasilia también apuntó a mejorar su relación con los empresarios y sindicatos.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios