Coronavirus

Boris Johnson aseguró que la cepa del Reino Unido podría ser hasta un 30% más letal

La data se basa en un estudio matemático hecho a pacientes de Covid-19 infectados con las nueva variante y otras cepas

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el viernes hoy que había pruebas de que una nueva variante del Covid-19 descubierta a finales del año pasado podría estar asociada a una mayor mortalidad.

"Hemos sido informados hoy de que, además de propagarse más rápidamente, también parece que hay algunas pruebas de que la nueva variante -la variante que se descubrió por primera vez en Londres y el sureste (de Inglaterra)- puede estar asociada a un mayor grado de mortalidad", sostuvo Johnson en rueda de prensa. "Es en gran parte por el impacto de esta nueva variante que el NHS [Servicio Nacional de Salud] está bajo intensa presión", agregó.

En Reino Unido analizan pagarle a la gente para que cumpla la cuarentena en su casa

La información surgió en base a un análisis matemático que comparó las tasas de mortalidad en personas infectadas con la nueva cepa británica y otras cepas más antiguas del virus. Cabe aclarar que el estudio no se realizó en base a la información de centros médicos, sino a un análisis de los tests positivos para coronavirus.

El estudio fue realizado por científicos del Grupo Consultivo sobre Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (Nervtag por sus siglas en inglés) que asesora al gobierno británico en la pandemia

El científico jefe del equipo, Sir Patrick Vallence, aclaró que la información todavía no es concluyente: "Quiero resaltar que hay mucha incertidumbre alrededor de estos números y necesitamos más trabajo para ser más precisos, pero obviamente es una preocupación que hay un aumento de la mortalidad y de la transmisibilidad". Algunos estudios apuntan a que la nueva cepa descubierta en el sudeste de Inglaterra podría transmitirse hasta un 70% más rápido y ser un 30% más letal

Alerta mundial por nuevas cepas en Brasil, Reino Unido y Sudáfrica

Sin embargo, Vallence dijo que había más preocupación por las nuevas variantes de Sudáfrica y Brasil: "Tienen algunas características que pueden significar que sean menos suceptibles a las vacunas", explicó. 

El funcionario agregó que todas las pruebas actuales mostraban que las vacunas de Pfizer-BioNTech y de la Universidad de Oxford-AstraZeneca (las dos que se aplican en el Reino Unido) seguían siendo eficaces contra las variantes antiguas y nuevas

Tags relacionados

Compartí tus comentarios