Bolivia: investigan presunto intento de suicidio de Áñez en prisión

El entorno de Jeanine Añez habló de un intento de suicidio en el centro penitenciario. Naciones Unidas evaluó que está "afectada emocionalmente".

Luego de que la expresidenta boliviana Jeanine Áñez, acusada de genocidio, se autolesionara en prisión el sábado pasado en lo que se consideró un intento de suicidio, una misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos constató las heridas y afirmó que se siente "afectada emocionalmente".

Bolivia: quién es Jeanine Añez Chávez, la mujer que quedó al mando de la transición

"Naciones Unidas ha tenido acceso inmediato e irrestricto al centro, pudiendo entrevistar a la señora Áñez de manera confidencial", citó hoy La Razón de Bolivia a la ONU que el domingo confirmó que "se constataron lesiones físicas autoinfligidas que requirieron atención médica" proporcionada por el propio centro penitenciario.

Áñez se encuentra encarcelada en el Centro Penitenciario de Miraflores de la ciudad de La Paz, acusada de sedición, terrorismo, conspiración y ahora también de genocidio por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019.

Xinhua

Dictan cuatro meses de prisión para Jeanine Añez pero el Gobierno quiere 30 años

"Los estándares internacionales indican que las autoridades penitenciarias deben implementar estrategias integrales de atención y prevención de autolesión y suicidio para resguardar la vida, integridad y salud de las personas bajo su custodia", indicó la misión de la ONU.

"La intención manifestada por las autoridades de realizar una evaluación psiquiátrica es un buen paso, toda vez que se realice con consentimiento previo y por profesionales independientes y reconocidos por las partes", señaló Naciones Unidas sobre la iniciativa del Gobierno de Bolivia de realizar una evaluación psicológica a Áñez.

La abogada Norka Cuéllar de la exmandataria  reveló que Áñez presentaba tres cortes en la muñeca izquierda y otro en el antebrazo, heridas que fueron suturadas por un médico.

Por su parte, el dirigente opositor Samuel Doria Medina denunció ayer que "el oficialismo ha acorralado a Jeanine Añez sistemáticamente, quitándole todos sus derechos, incomunicándola, impidiendo que atienda su salud física y mental, cerrándole todas las salidas legales".

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, anunció el viernes que había presentado un requerimiento para iniciar un juicio de responsabilidades en contra de Áñez por los presuntos delitos de genocidio, lesiones graves y leves y lesión seguida de muerte por los hechos de Sacaba y Senkata, registrados en el marco de las protestas postelectorales de 2019.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios