Arabia Saudita redobla la apuesta y producirá aún más petróleo en su puja con Rusia

Crece la guerra del petróleo: la estatal Saudi Aramco aumentará la producción a un nivel récord. Y en otro golpe de efecto, patrocinará a la Fórmula Uno a nivel global. Mientras, EE.UU. teme a quiebras de los productores de esquisto: Trump habló con el príncipe heredero saudita, y Mnuchin, con el embajador ruso. 

En una dramática escalada en la guerra de precios del petróleo, Arabia Saudita anunció hoy que desde abril, su petrolera estatal, Saudi Aramco, aumentará la producción de crudo hasta 12,3 millones de barriles diarios (bpd), luego de que el viernes pasado fracasara un acuerdo de recorte de producción en la OPEP+ para enfrentar la menor demanda de petróleo por el brote de coronavirus .

Pero ese objetivo supera en más de 2,5 millones de bpd lo que producía anteriormente y también supera la capacidad máxima de producción sostenida de Arabia Saudita, señaló Financial Times.

Por eso se infiere que el reino liberará crudo almacenado para inundar rápidamente el mercado a medida que se enfrente a sus rivales en la lucha por la cuota de mercado, en particular, Rusia.

Desplome de bolsas rusas

Los principales índices bursátiles de Rusia se desplomaron hoy al reanudar las operaciones tras un feriado de tres días, con los inversores preocupados por el debilitamiento del rublo y la caída de los precios del petróleo. A las 10:40 hora de Moscú, el índice bursátil de Moscú caía un 7,9% y el índice RTS, calculado en dólares, un 13%.

Los principales productores rusos de petróleo, Rosneft y Lukoil, estuvieron entre los líderes de la caída, con sus acciones desplomándose casi un 15 y un 14%, respectivamente.

La injerencia de EE.UU.

En Estados Unidos hay temor de que la oferta adicional saudita y la rusa lleven a quiebras entre los productores estadounidenses de esquisto. El presidente Donald Trump habló ayer telefónicamente con el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, sobre los mercados mundiales de energía, entre otros temas, indicó hoy el portavoz de la Casa Blanca,  Judd Deere.

Mientras el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, le dijo ayer al embajador ruso en Washington que los mercados de energía debían mantenerse "ordenados".

En todo caso, este martes en Riad, el presidente ejecutivo de Saudi Aramco, Amin Nasser, dijo que la oferta de crudo de abril será "300.000 barriles por día más que la capacidad sostenida máxima de la compañía de 12 millones de bpd" y explicó que el suministro de crudo será tanto para sus clientes dentro como fuera del reino.

Riad también acordó con Kuwait reanudar la producción de los campos petroleros operados conjuntamente en la llamada Zona Neutral, producción que no se contabiliza dentro de la capacidad de producción de Aramco de 12 millones de bpd.

Saudi Aramco

Olivier Jakob, de Petromatrix, dijo al Financial Times que Arabia Saudita está siguiendo una estrategia de "choque y estupor" para demostrar que es capaz de aumentar la oferta más rápido que cualquier otro productor.

"Arabia Saudita está haciendo todo lo posible para tratar de trastocar el mercado del petróleo", dijo Jakob. "Durante el fin de semana señalaron una guerra de precios y ahora esto fue directamente a una guerra de volumen. El mercado no necesita tanto crudo. Están tirando el petróleo del depósito". 

Refuerza su branding global

Además, Saudi Aramco patrocinará a la Fórmula 1, a largo plazo y a nivel global, anunció hoy la petrolera. Esto eventualmente le permitiría al reino albergar un gran premio a futuro.

De su parte, la F1 indicó que Aramco será el patrocinador principal de los grandes premios de Estados Unidos, España y Hungría esta temporada y que la marca aparecerá en la pista en la mayoría de las carreras. Aclaró que la empresa se suma al grupo de seis socios globales que conforman DHL, Emirates, Heineken, Pirelli y Rolex.

Rusia no descarta acuerdos con OPEP; para Arabia Saudita ya es tarde

En tanto, el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, dijo hoy que su país no descarta tomar medidas conjuntas con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que ayuden a estabilizar el mercado del crudo. Novik afirmó que pasarían varios meses antes de que se recuperen los precios del barril tras su desplome a un mínimo de cuatro años.

En todo caso, tras el anuncio de Novak, el Brent subió un 10% en la sesión por sobre 37 dólares el barril.

Pero el ministro de Energía saudita, príncipe Abdulaziz bin Salman, pareció rechazar la idea.

"No veo la sabiduría de tener reuniones en mayo-junio que sólo demostrarían nuestro fracaso en atender lo que deberíamos haber hecho en una crisis como ésta y tomar las medidas necesarias", dijo Abdulaziz a Reuters.

 

Tags relacionados