Basura espacial

EN VIVO | Un cohete perdido chino fuera de control puede caer sobre una ciudad: dónde y cuándo

El Long March 5B había despegado del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en Hainan, el 24 de junio. Es la tercera vez que restos de una nave espacial china se precipitan hacia la atomósfera sin control

Los restos de un enorme cohete propulsor chino Long March 5B, similar al que cayó el año pasado, se estrellarían contra la Tierra mañana sábado, luego de haber sido puesto en órbita el 24 de julio pasado por la agencia espacial de ese país

Es la tercera vez que sucede. China lanzó un cohete al espacio y los restos quedaron fuera de control. Y aunque en las dos ocasiones anteriores no pasó nada grave, nuevamente existe el riesgo de que caigan en alguna zona poblada del planeta, una posibilidad altamente improbable, pero no imposible.

NASA prueba una nave espacial para desviar asteroides y proteger a la Tierra de impactos

Según un informe proporcionado por el Comando Espacial de Estados Unidos, los deshechos de la nave espacial podía caer, originalmente, en algún lugar de la Tierra, entre las latitudes 41° Norte y 41° Sur. Es decir, era posible que cayera en alguna zona de la Argentina.

Sin embargo, la última actualización sitúa el horario de caída este sábado a las 14:15 -hora argentina- (+/- 1 hora) en el Pacífico Norte. Así, ya no habría riesgo de que caiga en Argentina, pero siguen comprometidos México, Perú y Brasil.

El cohete Long March 5B de 23 toneladas, que transportaba al módulo de laboratorio Wentian, despegó de la isla de Hainan el domingo 24 de julio, y se acopló con éxito al puesto orbital de China.

Sin embargo, al iniciar el descenso comenzó un viaje descontrolado hacia la atmósfera terrestre. Desde las agencias espaciales europeas y de Estados Unidos, advierten que es la tercera vez que los desechos espaciales chinos crean un riesgo innecesario sobre la población.

El cohete Long March 5B de 23 toneladas, despegó de la isla de Hainan el domingo 24 de julio, y se acopló con éxito al puesto orbital de China.

20 toneladas que deben desintegrarse en la atmósfera

El objeto, un aparato de alrededor de 20 toneladas, se desintegrará al entrar en contacto con la atmósfera, pero los fragmentos se dispersarán en un área indeterminada.

Numerosos especialistas vienen denunciando que la acumulación de desechos espaciales hacen que el riesgo de que caigan sobre la tierra e impacten en alguna zona poblada crezca día a día. Un riesgo evitable ya que es posible provocar "reingresos" controlados.

No se puede determinar el momento exacto de la llegada del cohete a la atomósfera terrestre, aunque luego de su ingreso habrá unas horas de tiempo para monitorear la ubicación de su impacto contra la tierra.

Desde China rechazan las acusaciones que se les realizan desde Occidente, al señalar que "exageran los temores" y acusan a los científicos de la NASA de actuar "en contra de su conciencia", a causa de presiones políticas.

En el caso anterior, en abril de 2020, los restos del cohete chino pasaron sobre los estados de Los Ángeles y Nueva York antes de sumergirse finalmente en el Océano Atlántico

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios