Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

WikiLeaks difunde documentos con casos de ciberespionaje de la CIA

El portal de filtraciones WikiLeaks difundió datos de un supuesto programa encubierto de ciberespionaje de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense para hackear celulares, computadoras y televisores smart.

La plataforma publicó ayer la primera de siete entregas de la serie "Vault 7" –de 2013 a 2016–, que estrenó con el capítulo "Año Cero" y revela 8.761 documentos y archivos procedentes de "una red aislada y de alta seguridad situada en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia", Estados Unidos.

Según WikiLeaks, que se refirió a "la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia", "Año Cero" expone el alcance del programa de hackeo que incluye arsenal malicioso y docenas de ataques de día-cero usados como armas, que explotan las debilidades de un amplio rango de compañías y productos de Europa y Estados Unidos.

Algunos de estos productos serían el iPhone de Apple, los teléfonos Android de Google, Windows de Microsoft y hasta los televisores de Samsung, que pueden convertirse en micrófonos encubiertos mediante un software elaborado en colaboración con el MI5, la agencia de espionaje interno británico.

El periodista australiano y experto informático Julian Assange que dirige WikiLeaks y está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, calificó esta filtración de "excepcional desde una perspectiva legal, política y forense" y evaluó que es "un gol en contra" para la agencia estadounidense.

Denunció además que "hay un riesgo extremo de proliferación en la carrera acelerada por las ciberarmas", que resulta de la incapacidad de las agencias de seguridad para controlarlas una vez que las han creado y de su "alto valor de mercado".