Victoria electoral del primer ministro en Japón

El conservador primer ministro nipón, Shinzo Abe, revalidó por tercera vez en cinco años su mandato con una holgada mayoría en las elecciones legislativas, marcadas por el paso de un poderoso tifón y una baja participación.

El Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe ganó al menos 264 de los 465 asientos de la Cámara Baja del Parlamento, con lo que se asegura la mayoría absoluta a pesar de perder apoyos. Los resultados encaminan a Abe a convertirse en el primer ministro más duradero de la historia de Japón, y abren la puerta a una prometida y polémica reforma de la Constitución.

El primer ministro, de 63 años, prometió enmendar por primera vez la Carta Magna de 1947 para dar un reconocimiento hasta ahora inexistente en el texto al Ejército nipón (Fuerzas de Autodefensa), y así potenciar las capacidades militares de Japón nivel internacional.

El primer ministro podrá seguir además con su ambicioso programa económico, puesto en marcha en 2012 y conocido como "Abenomics", que busca a través de estímulos, reformas e inversión pública sacar al país de su deflación crónica.

La tercera potencia económica mundial experimenta un rápido envejecimiento de su población: en 2016 nació menos de un millón de niños, la cifra más baja desde que existen las estadísticas. La reducción de la mano de obra y la debilidad del sistema de protección social son grandes amenazas para el futuro. Organismos internacionales y miembros de su propio bando alertan sobre la inmensa deuda pública del país más de 200% de su PBI y el riesgo que supone.

El funcionario convocó estos comicios anticipados a fines de septiembre, un año antes de lo previsto, para aprovechar la debilidad de la oposición y el repunte en su desgastada popularidad mediante la crisis de Corea del Norte.

Más de Internacionales

Noticias del día