Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ventas minoristas en Brasil se derrumban 6,1% y registran la peor caída en 16 años

En los primeros cuatro meses de 2016 la contracción llegó al 6,9%. Aunque en la medición de abril contra marzo cambió la tendencia y hubo leve repunte de 0,5%

Ventas minoristas en Brasil se derrumban 6,1% y registran la peor caída en 16 años

Las ventas del comercio minorista brasileño cayeron un 6,1 % en la medición interanual del mes de abril, aunque registró un modesto, pero significativo avance en relación al mes de marzo del 0,5% informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). La contracción fue la mayor interanual desde el inicio de la serie estadística en el año 2000.


En los primeros cuatro meses del año, en tanto, el comercio minorista acumuló una variación negativa del 6,9 %.
"En este primer cuatrimestre la caída es más acentuada para este período a lo largo de la serie estadística", declaró Isabella Nunes, gerenta de Servicios y Comercio del IBGE.


Entre marzo y abril los sectores más afectados fueron los de vehículos automotores, motocicletas y autopartes (-6,6 %), equipos y material para oficina, informática y comunicaciones (-4,9 %) y el de libros, periódicos y papelería (-3,4 %), mientras que el principal avance fue para el de tejidos, vestuario y calzado (3,7 %).
El repunte de abril se debió a mayores ventas en supermercados y tiendas de ropa, lo que dio a los comercios un pequeño respiro ante una profunda recesión.


Las ventas subieron en tres de los ocho sectores minoristas cubiertos por el sondeo de IBGE, incluyendo al de supermercados y alimentos, el componente más importante del índice minorista, donde se elevaron un 1%. Las ventas de vestimenta escalaron un 3,7%. La economía de Brasil, la mayor de América Latina, está en su segundo año de profunda recesión, posiblemente la peor en más de un siglo.


Economistas prevén un repunte más adelante este año, pero una mayor tasa de desempleo probablemente seguirá afectando a las ventas minoristas. Sin embargo, el Índice de Confianza del Consumidor logró el primer repunte después de 40 meses de caídas consecutivas. Según la Federación de Comercio de bienes, servicios y turismo de San Pablo (Fecomercio), logró un aumento del 7,9% en junio en comparación con el mes de mayo y del 8,2% en relación a junio de 2015 y se ubicó en 98 puntos.


El resultado indica un cambio del humor de los consumidores brasileños muy importante, consideró Vitor França, asesor económico de Fecomercio. Es el primer aumento en la comparación anual desde enero de 2013. El resultado del mes de junio es el de mayor puntuación desde abril de 2015, último mes en que el indicador superó la barrera de los 100 puntos.