Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ventas minoristas de Brasil caen a la tasa más pronunciada en 14 años

El retail del gigante sudamericano bajó inesperadamente 1,9% en marzo. El descenso aumenta la expectativa de que el Banco Central recorte más las tasas de interés

Ventas minoristas de Brasil caen a la tasa más pronunciada en 14 años

Los volúmenes de ventas minoristas brasileñas –excluyendo automóviles y materiales de construcción– cayeron un 1,9% en marzo frente a febrero, indicó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), mientras economistas proyectaban un descenso de 0,6%.

Esta caída inesperada fue el peor resultado para marzo desde 2003 –cuando se precipitó 2,5%–, lo cual fortalece las expectativas de que el Banco Central realice un recorte mayor de las tasas de interés en su reunión de mayo. Además, es el segundo peor resultado de la serie, iniciada en el 2000.

En la comparación interanual, las ventas al detalle bajaron un 4% en marzo, mucho más que el declive de 1,8% pronosticado por economistas consultados por la agencia Reuters. Y en lo que va del año, acumuló una caída del 3%.

Ante un desempleo que afecta a 14 millones de personas, el consumo se derrumbó a niveles históricos y esa debilidad del desempeño del comercio brasileño frustró las expectativas de una inminente recuperación, tras la extraordinaria revisión al alza de los resultados de enero.

En marzo, el resultado fue impulsado por la fuerte caída en las ventas en hiper y supermercados, productos alimenticios, bebidas y tabaco, del 6,2% ante febrero.

Según la analista del IBGE Juliana Vasconcelos, la mala situación del mercado de trabajo fue el principal motivo de la baja en el comercio minorista. Otras actividades con tasas negativas en el retail fueron artículos farmacéuticos, médicos, ortopédicos, de perfumería y cosméticos, equipos y materiales para oficina, informática y comunicación, ambas con una disminución del 0,5%; mientras en tejidos, vestuario y calzado el descenso fue de 1%.

Este mes, el IBGE volvió a revisar datos previos debido a un cambio reciente en la base anual para la serie. Las ventas disminuyeron un 1,6% en febrero, más que el declive de 0,2% que se había reportado originalmente, y subieron un 6,0% en enero, que se compara al avance informado antes de 5,5%.

"El nuevo sondeo de las ventas minoristas ha sido excesivamente volátil en los últimos meses, lo que ha hecho difícil la obtención de las señales correctas en términos de la fortaleza subyacente del consumo privado y la actividad general", explicó el economista Alberto Ramos de Goldman Sachs.

Una medición más amplia de las ventas minoristas que incluye automóviles y materiales de construcción bajó un 2,0% en marzo tras un incremento de 0,6% en febrero.