Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Una multitud desbordó las calles de Caracas y exigió a Maduro el referéndum revocatorio

Según el líder opositor Henrique Capriles fue la manifestación más grande de la historia de su país. Hubo denuncias de bloqueos de avenidas para impedir la circulación

Las calles de las principales avenidas de Caracas se llenaron de gente

Las calles de las principales avenidas de Caracas se llenaron de gente

Una multitudinaria concentración organizada por la oposición venezolana exigió ayer en Caracas la convocatoria para este año de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.
Las tres principales avenidas de la capital venezolana fueron colmadas por miles de manifestantes llegados desde distintos puntos del país para participar de la movilización denominada la "Toma de Caracas".

Dirigentes antichavistas destacaron el éxito de la demostración y dijeron que las columnas avanzaron a pesar de los bloqueos levantados en diferentes accesos a la ciudad.
El chavismo también organizó una movilización en respaldo al Gobierno.

El líder opositor Henrique Capriles dijo que el gobierno paralizó al país para evitar la protesta
"Es la movilización más grande que se haya dado en la historia de nuestro país", dijo mientras marchaba.

Reuters calculó cerca de un millón de personas de todas las edades.
En varias capitales de Latinoamérica, y algunas ciudades de Europa y Estados Unidos, también se realizaron manifestaciones de apoyo a la oposición venezolana.

"Han tenido el poder 17 años y no han hecho nada. Ya se les acabó el tiempo. Este Gobierno no funciona", dijo Naty Gutiérrez, una jubilada de 53 años vestida con una camiseta blanca, en uno de los siete puntos en los que la oposición llamó a sus seguidores a congregarse.

Pocos incidentes se contaron durante la concentración. Un canal de televisión reportó que uniformados rociaron gases lacrimógenos a manifestantes que caminaban por una vía de acceso a Caracas que había sido bloqueada.

Otros puntos de acceso principales se mantenían bloqueados con vehículos militares, sin embargo mucha gente prosiguió su recorrido caminando por autopistas y calles. Al otro lado de la ciudad, miles de seguidores del presidente Maduro, también se juntaron para mostrar apoyo a la "revolución socialista".

La Mesa de la Unidad Democrática anunció, al término de la marcha, su agenda de actividades de protesta para demandar la fecha del referendo revocatorio del presidente del país, Nicolás Maduro, entre las que anunció la "toma de Venezuela".

"Convocaremos la Toma de Venezuela, de 24 horas de duración, exigiendo la realización inmediata del Referendo Revocatorio", el día después de que se fije la recogida del 20% de apoyos necesarios para la consulta, anunció la MUD a través de un manifiesto leído por su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, ante decenas de miles de partidarios congregados en el este de la capital venezolana.