Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un independentista de ‘pura cepa’ es el nuevo presidente catalán

El nuevo presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, se comprometió a lanzar el proceso secesionista de esa región del resto de España, al ser investido ayer en su cargo. "Necesitamos (...) iniciar el proceso para constituir un Estado independiente en Cataluña, para que las decisiones del parlamento de Cataluña sean soberanas", aseguró, poco antes del voto de investidura del parlamento regional con mayorá independentista.
A diferencia de su antecesor Artur Mas, un nacionalista convertido, Puigdemont es un independentista de toda la vida. Alcalde de Girona desde 2011, este periodista de 53 años, consiguió arrebatarle a esa ciudad a los socialistas que gobernaron durante 32 años. Y en una meteórica carrera política se convirtió ayer en el dirigente que debe liderar el proceso para independizar en 2017 esta región mediterránea de 7,5 millones de habitantes.
Su asunción llegó luego de que, en un inesperado giro de los acontecimientos, Artur Mas cedió el sábado a las presiones de sus detractores y renunció a su candidatura a la reelección a fin de facilitar la formación de un gobierno separatista apoyado por conservadores, progresistas y anticapitalistas cuya misión será proclamar en 18 meses la independencia.