Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump sube la apuesta: "EE.UU. necesita fronteras fuertes y un control extremo"

El mandatario estadounidense ratificó la restricción que decretó para el ingreso de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Trump sube la apuesta:

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó hoy la política inmigratoria de europea y aseguró que su país "necesita fronteras fuertes y un control extremo", con lo que ratificó la restricción que decretó para el ingreso de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, una medida que frenó parcialmente la Justicia federal.

Una vez más, apelando a las redes sociales, Trump ratificó su decreto que el viernes pasado ordenó suspender el ingreso de ciudadanos y refugiados de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán, hasta que se establezcan nuevos mecanismos de control.

"Nuestro país necesita fuertes fronteras y control extremo, ahora. ¡Miren lo que está pasando en toda Europa y, de hecho, en el mundo, es un lío horrible!" disparó el mandatario en su cuenta personal de Twitter, en un abierto desafío a la comunidad internacional, que condenó masivamente la medida, pero también a la propia Justicia norteamericana.

A última hora de ayer, y en medio de la lluvia de críticas y protestas espontáneas provocadas por el decreto, una jueza federal bloqueó parcialmente la medida al permitir el ingreso de quienes ya hayan llegado a ese país.

La jueza Ann M. Donnelly, del Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn, en Nueva York, dictaminó anoche que los refugiados u otras personas afectadas por la medida que han llegado a aeropuertos estadounidenses no pueden ser deportados a sus países.