Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump es el candidato de los republicanos a la Casa Blanca

El resultado en Indiana dejó al empresario con el camino allanado en la interna de su partido. Hillary se garantizó también la postulación demócrata para los comicios de noviembre

Trump logró otro triunfo categórico en las primarias republicanas de Indiana y Cruz se retiró

Trump logró otro triunfo categórico en las primarias republicanas de Indiana y Cruz se retiró

El magnate Donald Trump se adueñó anoche de la candidatura por el Partido Republicano para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, luego de que el senador ultraconservador Ted Cruz arrojara la toalla tras una contundente derrota en las elecciones primarias de Indiana. Trump ganó con más del 50% de los votos y se allanó el camino en la carrera opositora por la sucesión de Barack Obama en la Casa Blanca.

En tanto, Hillary Clinton, no hizo más que confirmar lo que ya es una certeza, que el Partido Demócrata tendrá una candidata mujer, dado que su adversario, Bernie Sanders, no pudo concretar el triunfo categórico que necesitaba para disputarle ese lugar.

Con la victoria de Indiana, el polémico empresario inmobiliario quedó a un paso de alcanzar el número de 1227 delegados que necesita para imponerse en la convención partidaria. Y sin la posibilidad de revertir esa realidad, Cruz dijo basta. En un discurso televisado desde Indianápolis, el senador texano señaló ante un grupo se seguidores que su aventura había terminado, dejando solos en la carrera al magnate y al senador de Ohio, John Kasich.

"Dimos todo lo que teníamos en Indiana, pero esta noche, los votantes eligieron otro camino. Por ello, suspendemos nuestra campaña", anunció Cruz, acompañado su familia y su compañera de fórmula, Carly Fiorina.

Aunque Kasich todavía sigue en la contienda, la renuncia de Cruz prácticamente sirve en bandeja la nominación republicana a Trump, quien tras la amplia victoria de hoy en Indiana está a menos de 200 delegados de lograr la nominación matemática cuando todavía faltan por votar estados como California y Nueva Jersey.

En el caso de los demócratas la contienda pasó a un plano simbólico. Si bien Clinton necesita sumar para confirmar su candidatura, no se avista peligro alguno para el triunfo final.

El resultado de ayer le aportó cerca de la mitad de los 83 delegados en juego y la deja a las puertas de obtener los 2383 que necesita. Todos especulan, sin embargo, que su rival se mantendrá en carrera tan sólo para plantear los debates y dejar en claro cuales son los temas a los que la candidata debe prestar atención.