Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump quiere recortar u$s 800.000 millones a la salud pública

Trump quiere recortar u$s 800.000 millones a la salud pública

La Casa Blanca presentará hoy al Congreso una propuesta presupuestaria con recortes de u$s 800.000 millones al programa de sanidad pública Medicaid durante un período de 10 años, así como otros programas de ayudas a los más pobres en el país, indicó The Washington Post.

El recorte a Medicaid está supeditado a que se convierta en ley el proyecto de ley de reforma sanitaria que se aprobó en la Cámara de Representantes a principios de mayo.

La Asociación Médica de Estados Unidos realizó una feroz crítica a ese proyecto de ley, alertando que provocaría que millones de estadounidenses pierdan el servicio de salud. La Oficina Presupuestaria del Congreso –que mañana emitirá un nuevo cálculo del proyecto aprobado– evaluó que privaría de cobertura sanitaria mínima a unos 10 millones de personas de bajos ingresos.

Además se espera que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, proponga cambios al programa de alimentos para familias de bajos ingresos conocido como SNAP, del que se beneficiaron 44 millones de personas en 2016: la reducción sería de u$s 193.000, y otorgaría más competencia a los estados para que definan las exigencias de un mínimo de horas trabajadas o la búsqueda de empleo activo de sus beneficiarios.

En todo caso, la propuesta es más una declaración de prioridades políticas que un documento económico, ya que debe aprobarlo el Congreso.

Líderes religiosos cristianos y musulmanes ya anunciaron un ayuno mensual contra los recortes presupuestarios del año fiscal 2018 –que comienza en octubre de este año y se prolonga hasta septiembre del próximo–, en particular en lo concerniente a los programas sociales.

Los recortes son "golpes contra personas que batallan para sustentar a sus familias", subrayó la organización Pan para el Mundo, y abogó porque "el ayuno se difunda ampliamente".