Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Trump quiere financiar el muro con una tasa de 20% a importaciones mexicanas

La medida fue anunciada tras las declaraciones de Peña Nieto ratificando que no pagarán la construcción. Primero deberá dar de baja el TLCAN

Crece el conflicto por la construcción del muro fronterizo

Crece el conflicto por la construcción del muro fronterizo

En 24 horas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó la construcción de un muro en la frontera con México y presionó pública y reiteradamente para que ese país asuma el costo total de la obra. Ante las negativas de México, que incluyeron la cancelación del presidente Enrique Peña Nieto de su asistencia a la reunión prevista para el 31 de enero en Washington, el presidente anunció que analiza aplicar un impuesto de 20% a todas las importaciones del vecino país para financiar el muro.

Más allá de la cuestión de fondo, llamó la atención la forma. El presidente hizo caso omiso de los canales diplomáticos tradicionales para comunicarse públicamente con su homólogo. "Si México no está dispuesto a pagar por el tan necesario muro entonces sería mejor que cancele la próxima visita", señaló por ejemplo.
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aclaró que el mandatario quiere que esto sea parte de una reforma tributaria que el Congreso de EE.UU. ya está considerando, luego de que la Casa Blanca mantuviera contacto con ambas cámaras para diseñar este plan. En 2015, el volumen de exportaciones mexicanas fue de unos u$s 300.000 millones y el 80% fueron a EE.UU.

Spicer dijo que aún no hay detalles disponibles del impuesto pero ejemplificó con una cuenta matemática cómo funcionaría: "Si estableces un impuesto del 20% a u$s 50.000 millones, podemos reunir unos 10.000 millones al año y pagar fácilmente por el muro con ese simple mecanismo. Eso es lo que realmente proveerá del financiamiento y lo hará de una forma en la que el contribuyente estadounidense será completamente respetado".

Con un nivel similar de comercio en 2017, un impuesto del 20% recaudaría u$s 59.500 millones en el año. Según el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnel, se estima que el muro costará entre u$s 12.000 millones y u$s 15.000 millones.

De todas maneras, EE.UU. no podrá aplicar el impuesto de forma inmediata porque está vigente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre EE.UU., México y Canadá, pese a que el domingo Trump anunció que lo quiere renegociar pronto, en consonancia con sus dichos de campaña.

Spicer dijo que las tarifas arancelarias a las importaciones ya existen en otros 160 países y que la nueva tasa sería impuesta a México como parte de una reforma tributaria, que si bien primero será aplicada a México, con el paso del tiempo estará vigente para lo que Estados Unidos importe de todos los países.

En la reunión del Partido Republicano realizada en Filadelfia, Trump afirmó que "se acabaron las ganancias para México" y "Estados Unidos ha pagado la factura de la migración ilegal. Pero eso se acabó. El muro es fundamental para garantizar nuestra seguridad".

Mientras tanto, el "efecto Trump" se siente en el mismísimo Departamento de Estado, donde de forma inesperada, la plana mayor del organismo le presentó la renuncia al titular de esta dependencia, Rex Tillerson, porque se negaron a integrar la administración actual, reportó The Washington Post. Suman así seis los funcionarios del Departamento de Estado que dan un paso al costado.

Trump también tuvo tiempo de ordenar una investigación sobre fraude electoral en el país, además de estudiar varios decretos sobre seguridad nacional que podría aprobar el viernes. Por la noche (al cierre de esta edición) se esperaba su segunda entrevista televisiva como presidente a la cadena FoxNews.

Hoy, Trump recibirá en la Casa Blanca la primera visita de un líder extranjero durante su presidencia: la premier británica Theresa May, cuyo gobierno presentó en el Parlamento el proyecto de ley que debe autorizar el comienzo del "Brexit", la salida del Reino Unido de la Unión Europea, tal como lo dispusiera la Corte Suprema, y que será debatido por los diputados el próximo martes.