Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Trump publicó un listado de "inmigrantes criminales"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicó ayer una lista de los inmigrantes acusados o condenados por diferentes delitos, además de acusar a numerosas ciudades de ser "santuarios" estadounidenses que se niegan a colaborar con las autoridades migratorias para impulsar deportaciones.El listado es parte del decreto del 25 de enero, según informaron funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que pidieron el anonimato.

"Esta es realmente una campaña de educación para mostrar al pueblo estadounidense lo que hacen nuestros agentes diariamente y para mostrar qué jurisdicciones no cumplen con las normas", dijo un funcionario.

De acuerdo a la información oficial, las autoridades migratorias emitieron entre el 28 de enero y el 3 de febrero 3.083 órdenes de detención contra inmigrantes acusados o condenados por crímenes.

De esas 3.083 órdenes de aprehensión, al menos 157 no pudieron ejecutarse debido a la negativa de la policía local de los llamados condados y ciudades "santuario", donde las autoridades se niegan a informar al gobierno del status migratorio de sus detenidos para evitar su deportación.

En ese sentido, el gobierno de Trump apuntó a diez condados, entre los que destaca el de Clark, en el estado de Nevada, que se negó a ejecutar 51 órdenes de arresto y donde la población hispana es casi el 30% de los habitantes.

Según la ley, estas órdenes emitidas contra los inmigrantes que tienen cargos criminales obligan a las policías locales a notificar cuanto antes a las autoridades migratorias para interrogarlos, arrestarlos o iniciar los procesos de deportación.