CANCILLER A TRABAJA CON AUTORIDADES NORTEAMERICANAS PARA REPATRIAR LOS RESTOS

Trump pide la pena de muerte para el atacante de los argentinos en Nueva York

En Rosario y la ONU se hicieron actos en honor a los cinco santafesinos fallecidos. El autor del atentado podría recibir la condena máxima en un juicio federal por terrorismo

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en Nueva York, y autoridades de la ciudad argentina de Rosario homenajearon a las víctimas del ataque extremista del martes en Manhattan, en el que murieron ocho personas cinco argentinos, dos estadounidenses y una belga, y 12 resultaron heridas.

En Nueva York, donde la organización tiene su sede central, los miembros del Consejo de Seguridad guardaron un minuto de silencio y expresaron sus condolencias.

En Rosario, de donde eran oriundos los cinco argentinos fallecidos, integrantes del Concejo Municipal, otras autoridades y representantes políticos los homenajearon con una bandera con el crespón negro del luto y el mensaje: "Rosario le dice no al terrorismo y abraza a sus víctimas".

Los argentinos fallecidos integraban un grupo de amigos que viajó a Nueva York para celebrar el 30 aniversario de su graduación del Instituto rosarino Politécnico Superior "General San Martín", donde también les rindieron homenaje.

El martes pasado, mientras circulaban en bicicletas por el suroeste de Manhattan, los rosarinos fueron arrollados por una camioneta que conducía el inmigrante uzbeko Sayfullo Saipov.

Lea también

Parientes de las víctimas mortales argentinas comenzaron a llegar ayer a Nueva York para identificar los cuerpos y preparar la repatriación de sus restos, que se prevé sea durante el fin de semana, indicaron las autoridades consulares.

Además de los fallecidos hubo otro argentino del mismo grupo que resultó herido, pero su estado de salud es estable, señaló el vicecónsul general argentino, Eduardo Almirantearena.

Las autoridades locales creen que Saipov actuó solo e inspirado por la propaganda del Estado Islámico (ISIS) que tenía en su poder. Ayer amaneció en una celda de Nueva York, tras recibir el alta médica por la herida de bala en el abdomen que sufrió cuando fue detenido y compareció ante una jueza para conocer los procedimientos judiciales antes de la acusación formal.

El presidente estadounidense Donald Trump pidió la pena capital para el uzbeko, horas después de haber propuesto que fuera enviado a la prisión de Guantánamo, y luego de constatar que ése sería un procedimiento complejo.

Aunque el estado de Nueva York no contempla la pena capital en su sistema penal, que tiene la cadena perpetua como máxima pena, Saipov sí podría recibir una condena a muerte en un juicio federal por terrorismo.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, advirtió que se usarán "todas las herramientas disponibles" para hacer frente al terrorismo y aseguró que se están investigando a "centenares de personas" que llegaron al país como refugiados. "Nuestro objetivo no es sólo detener a los terroristas, sino evitar que nos ataquen".

Tags relacionados

Más de Internacionales