Trump lo hizo otra vez: advierte que EE.UU. no perderá más plata con China

Ayer tuiteó que le cobrará más aranceles a China y hoy las bolsas en Asia se desplomaron. Y ahora, volvió a tuitear que EE.UU. no seguirá perdiendo dinero con el gigante asiático. 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, volvió a criticar a China, al decir que Estados Unidos  pierde miles de millones de dólares con Pekín, y prometió que protegerá el comercio de su país. 

"Estados Unidos ha estado perdiendo, por muchos años, 600.000 a 800.000 millones de dólares por año en comercio. Con China perdemos 500.000 millones de dólares. Perdón pero no vamos a seguir haciendo eso!",  tuiteó Trump.

The United States has been losing, for many years, 600 to 800 Billion Dollars a year on Trade. With China we lose 500 Billion Dollars. Sorry, we’re not going to be doing that anymore!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 6 de mayo de 2019


Apenas ayer, el mandatario dio vuelta las expectativas de un acuerdo entre  EE.UU. y China en el marco de las negociaciones que llevan 10 meses para resolver el enfrentamiento comercial de ambas potencias.

Lo hizo con dos tuits, en los que amenazó con aumentar aranceles a productos chinos valorados en u$s 200.000 millones a partir del próximo viernes, de 10 a 25%. Y aseguró que apuntaría con gravámenes a otros cientos de miles de millones de productos chinos.

Este lunes, las bolsas chinas caen hasta 7,56%: la de Shanghai sufrió su peor desplome en tres años, con una baja del 5,6%. 

En todo caso, el gobierno de Xi Jinping no dio una respuesta contundente a las amenazas de Trump sino que se limitó a confirmar que una delegación viajará próximamente a Estados Unidos para continuar con las negociaciones, aunque no especificó cuándo.

De hecho, ayer funcionarios en la Casa Blanca temían que no se realizara una nueva ronda de  negociaciones previstas para esta semana en Washington, concretamente a partir del miércoles. 

A diferencia de otras veces, el Ministerio de Comercio no anunció nuevos aranceles.

Preguntado por los periodistas en la rueda de prensa diaria, el portavoz de Exteriores, Geng Shuang, afirmó que la delegación china "está preparando el viaje", aunque no precisó si este se llevará a cabo el próximo miércoles, como estaba previsto.

Tampoco afirmó que China vaya a contraatacar, como ha sucedido en ocasiones previas, cuando a cada imposición de aranceles estadounidenses le siguieron medidas similares por parte de Pekín bajo la premisa gubernamental de "responder con la misma fuerza y contundencia".

"Esta situación de subida de aranceles por parte de Estados Unidos ha sucedido muchas veces antes", pero la posición de China "siempre ha sido clara", aunque "la de Estados Unidos no lo ha sido tanto", apuntó hoy Geng.

Trump advirtió a finales del año pasado de que, si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo, subiría la tasa, pero finalmente optó por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones.

Tras complicados meses de ataques mutuos, el pasado 1 de diciembre, en el marco de la cumbre del G-20 en Buenos Aires, Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron una tregua para tratar de solucionar la guerra arancelaria que comenzó hace ya un año.

La semana pasada se celebró en Pekín la última de las rondas de negociación, encabezada por el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, quien declaró que la cita había sido "muy productiva".

Todo parecía indicar que, tras el viaje a Washington de esta semana de la delegación china encabezada por el viceprimer ministro chino, Liu He, iba a poder firmarse un acuerdo definitivo.

Tags relacionados