Trump le responde a Corea del Norte con más misiles y eleva la tensión

Los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur hicieron pruebas balísticas luego de que Kim Jong-un lanzara un misil intercontinental.

En una nueva muestra de poderío militar que vuelve a elevar la tensión en la región, Corea del Sur y Estados Unidos realizaron hoy un ensayo armamentístico en conjunto como respuesta a la prueba de un misil balístico realizado el martes por Corea del Norte, que según este país tiene capacidad de transportar "una gran cabeza nuclear".

Los países aliados efectuaron múltiples lanzamientos en dirección al Mar de Japón (llamado ‘Mar del Este‘ en las dos Coreas) y probaron el misil balístico surcoreano Hyunmoo-2A, con un rango de unos 300 kilómetros, y el táctico estadounidense ATACMS.

Los ensayos practicados en la costa oriental surcoreana fueron acordados por los presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y estadounidense, Donald Trump, como respuesta coordinada al lanzamiento norcoreano de ayer.

Pese a que ambos aliados hacen cada año en primavera unas masivas maniobras militares que Pyongyang suele denunciar como un ensayo para invadir su territorio, es poco frecuente verlos realizar una prueba de misiles conjunta, acción que pretende servir de advertencia al régimen de Kim Jong-un.

“El autocontrol, que es una elección consciente, es todo lo que separa al armisticio de la guerra , añadió en un tono menos conciliador del habitual, en un comunicado conjunto, el líder de las tropas de Estados Unidos. en Corea del Sur, el general Vincent Brooks.

“Tal y como ha demostrado el ejercicio con fuego real, podemos tomar decisiones de manera firme en cualquier momento si nuestros comandantes en jefe lo ordenan. El que piense de otro modo comete un grave error de cálculo , advirtió el militar estadounidense.

La respuesta de Seúl y Washington va a contramano de lo planteado por los líderes ruso, Vladimir Putin, y chino, Xi Jingping, durante su encuentro en Moscú, en el que pidieron a Corea del Norte una moratoria en sus pruebas de armamento e instaron a los dos aliados a abstenerse de ejecutar grandes maniobras conjuntas.

Por su parte, los medios norcoreanos siguieron hoy publicando detalles del ensayo del martes, el primero que Pyongyang realizó con un misil intercontinental (ICBM por sus siglas en inglés), al tiempo que la televisión KCTV emitió las primeras imágenes del lanzamiento.

El gobierno norcoreano detalló en un comunicado de su agencia KCNA que el propio líder norcoreano, Kim Jong-un, calificó el proyectil de “regalo para los bastardos americanos en el Día de la Independencia tras haberlo lanzado en 4 de julio, la mayor festividad nacional de Estados Unidos.

También se aseguró que el proyectil tiene “capacidad de cargar una gran ojiva nuclear , una afirmación de la que dudan los expertos.

No obstante, el propio ministro de Defensa surcoreano, Han Min-koo, admitió hoy ante un comité parlamentario que la capacidad de Pyongyang para miniaturizar cabezas nucleares para equiparlas en misiles ha alcanzado un nivel ‘considerable‘, informó la agencia de noticia EFE.

En definitiva, y aunque Seúl ha admitido que lo lanzado por Pyongyang es efectivamente un misil intercontinental, el Ministerio de Defensa surcoreano no puede afirmar aún que Pyongyang haya logrado desarrollar plenamente con éxito un ICBM.

La insistencia que ha mostrado con estos test en los últimos meses han incrementado la tensión en la región y endurecido la retórica de Washington, que ha insinuado la posibilidad de llevar a cabo ataques preventivos contra Corea del Norte.

Tags relacionados