Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump hace las paces con Fiat y Ford

El presidente electo agradeció a las automotrices su decisión de trasladar inversiones de México a los Estados Unidos.

Trump hace las paces con Fiat y Ford

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, elogió el lunes a las compañías Ford Motor Co y Fiat Chrysler Automobiles NV por anunciar nuevas inversiones en el país norteamericano, luego de haber convertido a la producción de vehículos local en tema clave de su campaña electoral.

Ford anunció la semana pasada que descartaría sus planes de construir una planta de 1.600 millones de dólares en México y que invertiría u$s 700 millones en una fábrica en Michigan durante cuatro años.

En tanto, Fiat Chrysler dijo el lunes que invertiría u$s 1.000 millones y que crearía 2.000 empleos en plantas en Ohio y Michigan para construir nuevos vehículos SUV y camionetas.

"Finalmente sucede, Fiat-Chrysler acaba de anunciar planes para invertir en Michigan y Ohio y agregar 2000 puestos de trabajo. Esto después de que Ford dijo la semana pasada que se expandirá en Michigan y U.S. en vez de construir la planta en México. ¡Gracias Ford y Fiat!", señaló el mandatario electo a través de su red social de Twitter. 
 
Ambas compañías dijeron que los nuevos planes responden meramente a razones de negocios, no a la presión de Trump.

Trump amenazó la semana pasada con imponerle aranceles aduaneros a las importaciones de autos mexicanos de la General Motors (GM), un aparente adelanto del cumplimiento de su promesa electoral de proteger las fuentes de trabajo en los Estados Unidos, que lo catapultó a la Casa Blanca.
 
El presente electo escribió un mensaje de su cuenta en la red Twitter que “General Motors está enviando el modelo Chevy Cruze hecho en México a los concesionarios de EE.UU. sin tarifas. ¡Fabrique en EE.UU. o pague un gran arancel aduanero!”.

Por entonces, se atribuyó la decisión de Ford de producir una serie de camiones semipesados en Estados Unidos en vez de en México.

Ford se vio obligada a defenderse negando en un comunicado que Trump influyese en sus decisiones de inversiones en México y que la elección de la producción de camiones en EE.UU. fue realizada “en 2011, mucho antes de que ningún candidato anunciase su intención de convertirse en presidente de Estados Unidos”.