Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Trump habló con Putin y le pidió una relación “fuerte y duradera” con Rusia

El republicano ratificó que buscará mejorar el “histórico” vínculo con Moscú. Expresó su voluntad de trabajar con China, a la que había acusado de robar empleos en el país

El mandatario electo de EE.UU. Donald Trump

El mandatario electo de EE.UU. Donald Trump

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, expresó a su par ruso, Vladímir Putin, el deseo de tener una relación “fuerte y duradera” con Moscú, en una conversación telefónica en la que ambos mandatarios aseguraron que trabajarán para “normalizar” las relaciones.
El líder ruso llamó a Trump para “felicitarle por ganar unas elecciones históricas” y el estadounidense le aseguró que “está deseando tener una relación fuerte y duradera con Rusia y el pueblo de Rusia”, según un comunicado de la oficina del presidente electo, que ratificó el buen vínculo entre ambos. Ese texto apuntó que los dos hablaron sobre “las amenazas y los retos” que enfrentan Estados Unidos y Rusia, así como de “temas económicos estratégicos” y la “histórica” relación entre ambas naciones. El Kremlin divulgó su propia nota sobre la conversación, en la que indicó que hablaron sobre preparar un encuentro en persona, del conflicto sirio, la lucha contra el terrorismo y cooperación en el ámbito económico-comercial. “Durante la conversación, Putin y Trump no solo coincidieron en que la situación de las relaciones es insatisfactoria, sino que también abogaron por trabajar conjuntamente para normalizarlas”, según Moscú. El dirigente ruso deseó a Trump éxito en la realización de su programa electoral y le expresó su deseo de abrir un diálogo de socios “en pie de igualdad”. “Se remarcó la importancia de crear bases sólidas para relaciones bilaterales, particularmente a través del desarrollo del componente comercial y económico”.
Trump y Putin se prodigaron elogios mutuos durante la campaña electoral del republicano, que había prometido mejorar el vínculo con Rusia. Durante el gobierno del presidente saliente Barack Obama esa relación tuvo momentos de tensión, agravados por las diferencias en Siria, donde Moscú jugó aliado con Irán en respaldo del líder Bashar Al-Assad, y la anexión de la península de Crimea por parte de Moscú, que le valió sanciones occidentales.
El magnate republicano que asumirá la presidencia el 20 de enero conversó también en las últimas horas con el presidente chino, Xi Jinping, quien aseguró que “la cooperación es la única opción correcta para China y Estados Unidos”, según la cadena de TV estatal CCTV. Xi subrayó que ambas partes “deben promover el desarrollo económico de los dos países y el crecimiento económico global”, además de “expandir la cooperación y los intercambios en todas las áreas”. En otro giro de la retórica agresiva que sostuvo en campaña, Trump confirmó a Xi su voluntad en trabajar con China para fortalecer la cooperación bilateral y afirmó que cree que las relaciones entre las dos primeras economías mundiales “pueden definitivamente lograr un desarrollo superior”, señaló la CCTV. La oficina de transición del republicano confirmó la llamada y expresó que el presidente electo y Xi establecieron una “clara sensación de respeto mutuo” y que “tendrán en adelante unas de las relaciones más fuertes para ambos países”, además de que buscarán reunirse en el corto plazo. La conversación entre Xi y Trump se produce mientras planea la incertidumbre sobre cómo evolucionarán las relaciones entre los dos países más poderosos del planeta, después de que el presidente electo de EE.UU. se mostrara muy crítico en campaña con el gigante asiático, a quién acusó de robar empleos en el país y amenazó con aprobar aranceles a los productos chinos importados y declarar al país como manipulador de su divisa, lo que acarrearía sanciones de Washington.
Los ministros de Exteriores y Defensa de la Unión Europea acordaron ayer avanzar hacia una política común de seguridad más “autónoma”, una respuesta a la incertidumbre que generó la victoria de Trump.