Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump firmó nueva versión del polémico decreto inmigratorio

Excluyó a Irak, pero mantiene las restricciones a la emisión de visados durante 90 días a seis países.

Trump firmó nueva versión del polémico decreto inmigratorio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, excluyó hoy a los ciudadanos de Irak de su nuevo decreto migratorio debido a que Bagdad se comprometió a colaborar en la investigación de sus ciudadanos.

Según esas fuentes, el Gobierno de Irak buscará  mejorar los estándares de documentación con los que viajan sus ciudadanos a EEUU, y a ejecutar en el "tiempo oportuno" los procesos de repatriación de sus nacionales con órdenes de deportación en Estados Unidos.

Sin embargo, la nueva versión de su polémico veto migratorio seguirá prohibiendo la entrada de refugiados al país y detendrá la emisión de visados durante 90 días a los ciudadanos de seis países: Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.

A diferencia de la anterior orden, en la nueva se especifica que pueden entrar a Estados Unidos los ciudadanos de esos seis países que tuvieran un visado válido antes de las 17.00 hora local (22.00 GMT) del 27 de enero, la fecha en la que se emitió la primera orden ejecutiva sobre inmigrantes y refugiados.

Asimismo, la nueva orden elimina las referencias a los cristianos, un grupo que había tratado de proteger en su anterior decreto, bloqueado por la Justicia.

En su anterior orden ejecutiva Trump establecía que los cristianos sirios podían entrar a Estados Unidos, mientras que prohibía la entrada al país de manera indefinida del resto de refugiados provenientes de Siria y con otras creencias religiosas.

El nuevo decreto entrará en vigor el 16 de marzo y sustituirá al polémico veto emitido el pasado 27 de enero y bloqueado por decisión judicial.