Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Más tensión con Irán: Trump impuso sanciones por la prueba de un misil

Las confirmó el Departamento del Tesoro. Más temprano, el mandatario había advertido a Teherán: "Están jugando con fuego". "Nunca empezaremos una guerra, pero podemos confiar en nuestros medios de defensa", respondió Irán.

Más tensión con Irán: Trump impuso sanciones por la prueba de un misil

La tensión entre Estados Unidos e Irán escaló hoy otro par de escalones: después de que el presidente Donald Trump le advirtiera esta mañana a Irán que "están jugando con fuego", el Departamento del Tesoro norteamericano confirmó esta tarde que impuso sanciones a un conjunto de organizaciones e individuos.

“Irán está jugando con fuego. No aprecian lo ‘amable’ que fue el presidente (Barack) Obama con ellos. ¡Yo no!", había advertido más temprano el mandatario desde su cuenta personal de Twitter (@RealDonaldTrump), en la que se muestra claramente más belicoso que en la cuenta oficial que tiene como presidente de Estados Unidos (@potus).

El mandatario ya se había quejado ayer de la prueba misilística que realizó el gobierno de Teherán esta semana y que los iraníes aseguran que no violó ni sus tratados internacionales ni ninguna resolución de la ONU.

Poco más tarde, el Departamento del Tesoro informó sobre las sanciones a "múltiples organizaciones e individuos involucrados en procurar la tecnología y/o los materialespara apoyar el programa de pruebas misilísticas, o que actuaron en representación, respaldaron o le dieron apoyo a la Guardia Especial de la Revolución Islámica".

The New York Times apunta que las sanciones se focalizan en proveedores del programa armamentístico iraní y en grupos que amparan a supuestas organizaciones terroristas.

Esta semana, EE.UU. ya había enviado a Irán una "advertencia formal" tras la nueva prueba de un misil. Según informa la agencia Reuters, las sanciones buscan aumentar la presión sobre Teherán mientras elabora una estrategia más amplia para contrarrestar lo que considera como un comportamiento desestabilizador.

Ante la amenaza, el Gobierno de Irán se mostró calmo pero desafiante. El ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, tuiteó que la república islámica no está alterada por las amenazas estadounidenses y aseguró que Teherán nunca daría inicio a una guerra.

"Irán se mantiene impasible ante las amenazas, ya que nuestra seguridad proviene de nuestro pueblo. Nunca empezaremos una guerra, pero solo podemos confiar en nuestros propios medios de defensa", respondió Zarif.

Fuente: AGENCIAS