Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Trump eliminó el programa de Obama contra el calentamiento global

El presidente de EE.UU. firmó el decreto que reactiva la industria del carbón e impulsa la producción de centrales térmicas en nombre de la creación de empleo

Trump eliminó el programa de Obama contra el calentamiento global

El mandatario estadounidense eligió la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) en Washington para proclamar el inicio de una "nueva era" para la producción de energía en ese país, al firmar un decreto con el objetivo de eliminar el Plan de Acción del Clima, que recortaba las emisiones de gases contaminantes por el sector del carbón.

En particular, la orden ejecutiva dispone la revisión de una medida ambiental emblemática de su antecesor demócrata Barack Obama: el "Plan de Energía Limpia", que imponía a las centrales térmicas un 32% de reducción de sus emisiones de CO2 para 2030 en relación a 2005, y que hubiera representado el cierre de numerosas centrales a carbón, las más antiguas y contaminantes.

Este insumo sigue siendo un componente clave de la matriz energética de Estados Unidos, con centenares de centrales que generan aproximadamente un tercio de la electricidad del país, a igual nivel que el gas natural y por encima de la energía nuclear o la hidroeléctrica.

En la EPA, Trump declaró que la "guerra al carbón" terminó y prometió la cancelación de regulaciones del gobierno federal que, a su juicio, están "matando empleos". De acá en más, la EPA será la encargada de redactar nuevas regulaciones para las plantas energéticas alimentadas por energías fósiles.

Sin embargo, la mayoría de los expertos duda de que el decreto genere empleos netos en el sector: señalan que la decadencia del carbón está vinculada antes que nada al alza de los costos de explotación y al crecimiento de la competencia del gas natural.

El decreto rescindirá seis medidas aprobadas por la gestión Obama contra el cambio climático, como el requisito de que las agencias federales consideren su impacto en la toma de decisiones.

Trump no definió aún la posición estadounidense respecto al Acuerdo de París sobre cambio climático, ratificado en el 2016 por 195 países, y que en el marco de la ONU apunta a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero.