Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump dispara contra Obama, la carta fuerte del final de campaña demócrata

Los candidatos visitan los estados que definen la elección en EE.UU. El republicano hizo su cuarto acto en Florida en 48 horas. Hillary se mostró con Sanders en Carolina del Norte

Trump ayer en un acto en Jacksonville, Florida

Trump ayer en un acto en Jacksonville, Florida

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, acusó ayer al gobierno de Barack Obama de interferir en la investigación que realiza el FBI sobre su rival, la demócrata Hillary Clinton, quien apeló a la figura del mandatario como la carta fuerte en un final de campaña reñido donde los jugadores eligen con precisión quirúrjica los estados para seducir votantes.

"El Departamento de Justicia busca protegerla e interferir con la investigación del FBI", dijo Trump durante un acto en Jacksonville, el cuarto que realizó en Florida en las últimas 48 horas, y que podría sellar su suerte en la elección del martes. "¿Por qué no vuelve a trabajar? Está haciendo campaña todos los días. Ella está bajo investigación criminal. Creo que tiene un conflicto (de intereses)", advirtió Trump a Obama, poco antes de que el presidente se hiciera presente para respaldar a Clinton.

Florida es un estado crucial que otorga al candidato ganador 29 votos para el colegio electoral y allí Trump exhibe una muy ligera ventaja inferior al medio punto, que busca aumentar. El polémico magnate va delante en Ohio por las adhesiones de trabajadores afectados por el cierre de industrias, y en Nevada. Iowa, el pequeño estado rural que aporta seis votos electorales pero dio la victoria a los demócratas en seis de las últimas siete presidenciales, se volcó por el republicano.

Hillary, que de acuerdo a los últimos sondeos mantiene un empate técnico con Trump, apostó fuerte en los últimos días al carisma de Obama, que dividió su tiempo entre actos de campaña en estados claves como Carolina del Norte, a donde el promedio de encuestas dan un empate, y Florida. Ayer pidió el voto en la sede de Miami de la Florida International University a jóvenes e hispanos, dos segmentos favorables a Hillary. "Estoy con ella", les repitió en un intento de convertir su popularidad en votos para su ex funcionaria. Clinton tiene en la mano estados fuertes como California, que aporta 55 votos electorales, y Nueva York (29). Ayer desembarcó junto a su ex competidor en la interna Bernie Sanders en Carolina del Norte. Pese al ascenso de Trump en las encuestas, las proyecciones le otorgan a Hillary más chances en el colegio electoral.