Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Trump prometió una histórica reforma impositiva para empresas y la clase media

Ratificó la construcción de un muro y su reforma migratoria. E insistió con el "comprar estadounidense y contratar estadounidenses". Pidió al Congreso que derogue el "Obamacare". Y acusó a su antecesor de ser el mayor generador de deuda en la historia norteamericana.

Trump prometió una histórica reforma impositiva para empresas y la clase media

En su primer mensaje ante las dos cámaras del Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó su plan general de gobierno. Entre los puntos fundamentales de un discurso cargado de referencias a su eslogan de campaña (“Make America great again”, “Hagamos otra vez grande a Estados Unidos”), aseguró que sus equipos ya están trabajando en una histórica reforma impositiva para beneficiar a las empresas y a la clase media; cargó duramente contra su antecesor, Barack Obama, y puso el foco en su reforma migratoria.

Trump inició su discurso diciendo que quería dar "un mensaje de unidad desde lo más profundo” de su corazón, aunque reconoció que hoy Estados Unidos es un país dividido.

Entre las principales medidas económicas que anunció, habló de la reforma impositiva, de la que no dio mayores detalles y de un plan de infraestructura basado en materiales y mano de obra norteamericana como una base para la recuperación.

“Debemos reiniciar el motor de la economía estadounidense, facilitando a las compañías hacer negocios en Estados Unidos y haciéndoles mucho más difícil para ellas partir (…) Mi equipo está preparando un histórica reforma tributaria que reducirá los impuestos a nuestras compañías y le dará un gran alivio impositivo a la clase media”, aseguró el mandatario ante el Congreso.

“Creo en el libre comercio, pero también en un comercio justo (…) ha llegado el momento de un nuevo programa de reconstrucción nacional guiado pos dos principios fundamentales: comprar estadounidense y contratar estadounidenses”, añadió poco después de anticipar que había firmado un nuevo decreto “que ordena que los oleoductos norteamericanos se hagan con acero norteamericano”.

“Somos testigos del renacimiento del espíritu americano. Estados Unidos debe poner otra vez primeros a sus ciudadanos, porque sólo ellos puede hacer a Estados Unidos grande otra vez”, arengó.

Junto a lo económico, el principal foco, como se esperaba, estuvo puesto en el reclamo de apoyo para lograr una nueva ley de migración. Dijo que aplicando sus leyes de inmigración, elevarán los salarios, ayudarán a los desempleados, ahorrarán “miles de millones de dólares” y harán que las comunidades “sean más seguras para todos". Antes había insistido en que es “el momento adecuado para una ley sobre inmigración siempre que haya voluntad de hacer concesiones en ambos lados" y reclamado a demócratas y republicanos "suavizar sus posturas".

Trump se mostró "abierto" a tratar el tema de los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, conocidos como "dreamers" (soñadores), y a hacerlo "por separado" del resto de los inmigrantes del país, con una "política específica". Afirmó que estaba abierto a una vía a la legalización -aunque no a la ciudadanía- para aquellos indocumentados que no hayan cometido delitos graves.

También avanzó en sus planes para mejorar la seguridad fronteriza vía la construcción del muro, profundizar su política proteccionista con una reformulación de los tratados de libre comercio y la voluntad de derogar y el Obamacare, contra el que cargó duramente: “El Obamacare colapsa. Y debemos actuar para proteger a los americanos (…) Llegó el momento de que los estadounidenses sean libres de elegir su seguro de salud más allá de las fronteras estaduales”.

A su antecesor también lo criticópor haber creado, dijo, “más deuda nueva que casi todos los demás presidentes (norteamericanos) juntos”.

Otros temas claves giraron en torno a un sensible aumento de u$s 54.000 millones en el presupuesto militar y la promesa de "trabajar" con los países aliados para "extinguir" a la organización yihadista Estado Islámico, a la que calificó de "villano enemigo".

Más notas de tu interés

Comentarios1
Carlos Camacho
Carlos Camacho 01/03/2017 12:23:57

Hey, Mauricio, lazy man! did you listen to Trump's speech? Learn from him. He is gonna lower taxes and deregulate the economy! That's what you should be doing in Argentina! Stop listening to Duran Barba!