Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Trump denuncia fraude y Hillary busca hacer pie en territorio republicano

El empresario dijo que habrá trampa "a gran escala" en las presidenciales de EE.UU. Hubo numerosas críticas y hasta su compañero de fórmula Pence lo desmintió

Trump denuncia fraude y Hillary busca hacer pie en territorio republicano

A tres semanas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el candidato republicano a Donald Trump, dio nuevamente muestras de nerviosismo al denunciar que "está en marcha un fraude electoral a gran escala". Con la campaña cuesta arriba, los sondeos y casi la totalidad de la plana política de peso en contra, el empresario acusó "¿Por qué los líderes republicanos niegan lo que está ocurriendo? ¡Es tan ingenuo!". Así volvió a la guerra abierta contra la cúpula de su partido, que optó por concentrarse en hacer campaña en los estados para no perder el control del Senado. Quienes respondieron fueron las dos voces más fuertes en el frente interno.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo que está "totalmente seguro" de que las elecciones se llevarán a cabo con integridad y el candidato a la vice presidencia, Mike Pence señaló que él y Trump aceptarán "por completo" el resultado de las elecciones.

Desde el bando demócrata las críticas no se hicieron esperar. Las congresistas Harry Reid y Nancy Pelosi contestaron que el sistema democrático del país es confiable, pero que el candidato temer perder la elección. "El funcionamiento básico de nuestra democracia se basa en el simple principio de que al ganar o perder una elección, ambas partes aceptan el resultado", aseguraron.

Reid y Pelosi pusieron como ejemplo los ajustados resultados del año 2000, en los que el republicano George W. Bush ganó al demócrata Al Gore por un puñado de votos que provocaron un agónico recuento en el estado de Florida.

Aprovechando el impulso en las encuestas y los problemas de su rival, la candidata Hillary Clinton, sumó a la primera dama Michelle Obama, el senador Bernie Sanders y Chelsea Clinton para reforzar la campaña en estados de tradición republicana como Arizona.

El último candidato demócrata a la Casa Blanca que ganó en Arizona fue Bill Clinton, el esposo de Hillary, en 1996 por una escasa ventaja de dos puntos porcentuales. Sin embargo, la gran y creciente población hispana del estado rechaza las políticas de Trump sobre inmigración, su plan de construir un muro en la frontera y, muchos más, sus incendiarias declaraciones sobre los mexicanos, y los sondeos muestran que está más interesada en votar.

Una encuesta realizada por NBC News, The Wall Street Journal y Telemundo a 300 latinos registrados como votantes, indica que el 67% tiene intención de votar por Clinton y el 17 % por Trump, lo que da una ventaja de 50% a favor de la demócrata. Además de que el interés por participar aumento del 60% al 69% en el último mes.

Según el sitio web RealClearPolitics, el promedio de intención de voto en las encuestas nacionales, muestra que la postulante oficialista aumentó a 6,4% la diferencia con su rival, desde el 5,4% anterior. Con picos de 12% de distancia en un sondeo y hasta uno que ve a el magnate neoyorquino triunfador por un 1%.

Según el mismo sitio, la diferencia a favor de Clinton-Kaine en el colegio electoral, en una proyección provisoria estado por estado es de 256 electores contra 112 de Trump-Pence, con alrededor de 170 electores sin un resultado claro.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar