Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump busca seducir a más empresas para que inviertan en Estados Unidos

Los empresarios se adaptan a los nuevos tiempos y se acercan al nuevo gobierno. Jack Ma le dijo al mandatario electo que puede crear un millón de nuevos empleos

Trump busca seducir a más empresas para que inviertan en Estados Unidos

Luego del éxito que tuvo al lograr que las empresas automotrices abandonen sus proyectos de producción en México para ampliar la fabricación local, el presidente electo Donald Trump se reunió con más empresas para seducirlas.

Ayer se reunió con Jack Ma, el multimillonario chino fundador de gigante de comercio electrónico Alibaba y con Bernard Arnault, presidente de Louis Vuitton

El equipo de gobierno que se prepara para asumir el próximo 20 de enero dijo que la reunión entre el magnate inmobiliario y el hombre más rico de China se centró en cómo Alibaba puede crear un millón de empleos en Estados Unidos al permitir que un millón de pequeñas empresas estadounidenses vendan bienes a China y al resto de Asia.

Ma dijo que había sido una reunión "productiva" y que el foco estaría en las pequeñas empresas y los productos agrícolas estadounidenses.

Luego fue el turno del encuentro con Bernard Arnault, presidente de LVMH, quién hizo referencia a la posibilidad de "agrandar" sus fábricas "en Carolina o en Texas".

Durante la campaña presidencial, Trump había lanzado sistemáticamente advertencias poco veladas a las grandes empresas que en las últimas décadas han achicado sus operaciones y sus plantas en Estados Unidos y se han mudado a otros países, en donde los costos son menores y las reglas de producción más limitadas.

El primero de diciembre, apenas tres semanas después de ganar las elecciones, Trump anunció su primer gran acuerdo en línea con sus propuestas proteccionistas en el estado de su vicepresidente, Mike Pence: la empresa Carrier suspendía sus planes de cerrar una planta en el estado de Indiana y relocalizarla en México, a cambio de recibir incentivos estatales de 7.000 millones de dólares a lo largo de los próximos 10 años.

El canciller de México, Luis Videgaray, en tanto, dijo que su país negociará con "dignidad e inteligencia", pero sin sumisión, con el presidente Trump, a fin de mantener la soberanía nacional y proteger a los millones de mexicanos que viven en ambos lados de la frontera.

México "actuará con dignidad e inteligencia abriendo puertas del diálogo y negociaciones para defender los intereses de México y los mexicanos", apuntó.