Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump aspiraba anoche a un nuevo triunfo en las internas republicanas de Nevada

Donald Trump buscaba anoche su tercera victoria al hilo en la carrera republicana hacia la candidatura presidencial de Estados Unidos, luego de imponerse en las primarias de New Hampshire y Carolina del Sur.
El caucus (asamblea partidaria) de Nevada es la cuarta escala en la contienda que tendrá su clímax en la convención de julio en Cleveland.
El duelo de Nevada constituye el primer capítulo de la contienda interna Republicana en el oeste de Estados Unidos, y en un estado don de casi el 40% de la población de unos tres millones de personas es de origen hispano.
Desde el inicio de las campañas, Trump avanzó imparable en los sondeos, con una ventaja de dos dígitos prácticamente constante sobre sus más inmediatos adversarios, Ted Cruz y el también senador Marco Rubio.
Cruz y Rubio, ambos de origen cubano, buscan heredar los votos que quedaron huérfanos ante la decisión del ex gobernador de Florida Jeb Bush de abandonar la carrera presidencial.
Pero aunque consigan recibir ese caudal de votos, los dos tienen por delante un enorme terreno que cubrir si desean amenazar el liderato de Trump.
"Trump tendrá posiblemente el 35% de los votos, y eso será suficiente para ganar"‘, dijo Erick Herzink, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Nevada, al diario USA Today.