DECIDIÓ IGNORAR LAS ADVERTENCIAS Y HAR A HOY EL ANUNCIO OFICIAL

Trump afirma que reconocerá a Jerusalén como capital israelí y desata la furia árabe

El mandatario de Estados Unidos se lo comunicó en persona al presidente de la autoridad palestina, Mahmud Abbas, y al premier de Israel, Benjamín Netanyahu

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó su intención de reconocer a la ciudad de Jerusalén como capital del Estado de Israel y le comunicó a las autoridades de ese país que trasladará la sede diplomática estadounidense desde Tel Aviv a la "Ciudad Santa".

Se espera el anuncio oficial para la jornada de hoy. El mandatario ignoró así la catarata de advertencias diplomáticas, repudios y amenazas explícitas del mundo islámico y sus aliados europeos. Y no sólo eso, sino que habló telefónicamente con el mandatario palestino, Mahmud Abbas, y le informó que la decisión ya estaba tomada. También telefoneó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al rey de Jordania, Abdullah II, y al presidente egipcio, Abdel Fath al Sisi, según informó la Casa Blanca. "Trump le dijo al presidente Abbas que va a mover la embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén", contó el vocero del mandatario palestino, Nabil Abu Rudeina.

Abbas, por su parte, reafirmó la posición de que "no puede haber un Estado palestino sin Jerusalén Este como su capital, como establecen las resoluciones que tienen legitimidad internacional".

El rey Abdullah II, en su calidad de custodio de los lugares sagrados islámicos de la Ciudad Vieja de Jerusalén, le advirtió sobre el "peligro de tomar cualquier decisión fuera del marco de una solución global que garantice el establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén Este como capital".

Abbas llamó por teléfono a su par ruso, Vladimir Putin, al papa Francisco y a dos influyentes aliados en la región, el rey jordano y el monarca de Marruecos, Mohammed VI, y les pidió que actúen rápidamente para proteger los lugares sagrados de Jerusalén y evitar una escalada de violencia en la zona.

Los principales partidos políticos palestinos convocaron a un "día de furia" con protestas masivas.

Turquía, uno de los socios de la OTAN más relevantes en la región, amenazó con romper relaciones diplomáticas con Israel y convocar una cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OIC) si la Ciudad Santa es reconocida como capital por Washington.

"Jerusalén es la línea roja para todos los musulmanes", sentenció el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Jordania ya convocó a una reunión de urgencia de la Liga Árabe para el sábado.

Las monarquías de Arabia Saudita -aliado de Estados Unidos-Marruecos y Qatar, la Liga Árabe y varias instituciones influyentes del mundo islámico también rechazaron la iniciativa.

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día