Trump: acuerdo de Fase Uno con China es el 60% del pacto total y pronto dirán dónde se firmará

China y EE.UU. respetan y apoyan a Chile por no albergar el foro APEC y según Trump, pronto anunciarán nueva sede para firmar el acuerdo de Fase Uno que es un 60% del acuerdo total entre ambas potencias y desactivará la guerra comercial. La Casa Blanca dijo queTrump "denunció los esfuerzos extranjeros para socavar las instituciones, la democracia y la sociedad chilenos"

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que Estados Unidos  y China anunciarán pronto un nuevo lugar para firmar la Fase Uno de un acuerdo comercial junto su homólogo Xi Jinping, después de que Chile desistió de ser anfitrión de una cumbre económica prevista para mediados de noviembre.

"China y Estados Unidos están trabajando en la selección de un nuevo sitio para la firma de la Fase Uno del Acuerdo Comercial", aproximadamente el 60% del acuerdo total, después de que la APEC en Chile fue cancelada debido a circunstancias no relacionadas. La nueva ubicación se anunciará pronto. ¡El presidente Xi y el presidente Trump firmarán!", ratificó.

China and the USA are working on selecting a new site for signing of Phase One of Trade Agreement, about 60% of total deal, after APEC in Chile was canceled do to unrelated circumstances. The new location will be announced soon. President Xi and President Trump will do signing!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 31, 2019

En tanto, un portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores dijo que China entiende y respeta la decisión de Chile de cancelar la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), anunciada ayer por el presidente chileno, Sebastián Piñera, quien también anunció que no hospedará la cumbre climática COP25 debido a la crisis social que afronta Chile.

"China entiende y respeta la decisión, y confía en que el gobierno y el pueblo chileno tienen la capacidad de salvaguardar la estabilidad y la paz social del país, así como de restaurar el orden tan pronto como sea posible", citó Xinhua al vocero Geng Shuang.

Trump habló ayer con su homólogo chileno para "expresarle su apoyo", reportó hoy la Casa Blanca. "Estados Unidos está con Chile, un importante aliado, en su trabajo para restaurar pacíficamente el orden nacional", le dijo y "denunció los esfuerzos extranjeros para socavar las instituciones, la democracia y la sociedad chilenos".

¿Eliminarán aranceles?

De otra parte, el presidente de una cámara comercial respaldada por el gobierno chino dijo hoy que Beijing podría eliminar los aranceles adicionales impuestos desde 2018 a los productos agrícolas estadounidenses para facilitar a los importadores la compra de hasta u$s 50.000 millones, en lugar de fijarles cantidades específicas.

A principios de octubre, Trump dijo China se había comprometido a adquirir entre u$s 40.000 y 50.000 millones anuales en productos agrícolas estadounidenses, como parte de la Fase Uno del acuerdo para poner fin a la guerra comercial que estalló en 2018.

Es un tema de fricción en las negociaciones en curso entre ambos países, ya que Beijing quiere planificar la compra en función de las condiciones del mercado en lugar de comprometerse con una gran cifra y un calendario específico.

"Lo que el gobierno puede hacer es eliminar los aranceles adicionales, ambas partes tienen que hacerlo. Que sean entonces las compañías quienes compren según su propio criterio y en base a las reglas del mercado", dijo a Reuters Cao Derong, presidente de la Cámara China de Comercio para la Importación y Exportación de Productos Alimenticios, Productos Locales y Subproductos Animales (CFNA).

En julio de 2018, Beijing aplicó aranceles adicionales del 25% a una lista de productos estadounidenses, incluyendo la soja y otros granos, en respuesta a los aranceles que Washington impuso a los productos chinos por un valor similar. China volvió a subir algunos aranceles en septiembre de 2019.

La CFNA, bajo la supervisión del Ministerio de Comercio de China, es una influyente asociación comercial entre cuyos miembros se incluye Yihai Kerry, la empresa estatal Sinograin y las unidades en China de empresas internacionales como Cargill y Louis Dreyfus.

Cao añadió que la eliminación de los aranceles adicionales crearía las condiciones para un entorno comercial "conveniente" y "óptimo", en lugar de obligar a las empresas a comprar una cierta cantidad de productos durante un período de tiempo determinado.

"Después de eliminar los aranceles, el comercio volverá a la normalidad. Entonces, la cantidad que las empresas compren dependerá del mercado", dijo Cao. Si bien China puede aumentar sus compras en función de las condiciones del mercado, el objetivo de u$s 40.000 a 50.000 millones es "muy alto", añadió, y no se puede garantizar.

El objetivo establecido por Trump es duplicar los u$s 24.000 millones que China empleó en productos agrícolas estadounidenses en 2017.

Pekín ya intensificó la compra de soja estadounidense y ha ofrecido exenciones a más importadores para que compren semillas oleaginosas estadounidenses sin aranceles adicionales, agregó Cao.

Tags relacionados

Más de Internacionales