Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tristeza y consternación

Los 28 líderes de la Unión Europea y los titulares de las instituciones del viejo continente calificaron ayer en un comunicado conjunto poco habitual como "un ataque a nuestra sociedad democrática abierta" a los atentados sincronizados perpetrados en Bruselas.
Más temprano, la canciller de la UE, Federica Mogherini, señaló entre lágrimas desde Jordania que era "un día muy triste para Europa" y que "Europa y su capital sufren el mismo dolor que esta región (de Oriente Medio) vive y conoce cada día".
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon denunció los "ataques despreciables que golpean el corazón de Bélgica y el centro de la Unión Europea", al tiempo que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, calificó al terrorismo "como una amenaza global contra la civilización, contra la libertad y los derechos humanos" y señaló que "nadie está a salvo de estos ataques indiscriminados y brutales".