Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras la devaluación, Venezuela reporta inflación de 180%

La economía venezolana registró en 2015 el peor desempeño de un país en la región, con una contracción de 5,7% y una inflación que casi se triplicó y superó el 180,9%, la más alta del mundo, según cifras oficiales.
El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó los datos horas después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara el miércoles por la noche una devaluación de 37% y una suba de 6000% en el precio del combustible –el más barato del mundo y el primer aumento en 20 años–, como parte de un paquete de medidas para paliar la recesión económica que comenzó a principios de 2014 y se profundizó ahora con el impacto del derrumbe del precio del petróleo, la casi exclusiva fuente de ingresos de divisas.
La peor parte del descalabro económico se la llevó el sector privado, que se contrajo 8,4% en el 2015, por la menor disponibilidad de materias primas en medio de la escasez de divisas, lo cual atrofió la manufactura. El sector público se expandió 1,1%. El Producto Bruto Interno (PBI) del sector petrolero, clave para las finanzas locales, decreció 0,9% y la economía no petrolera se desplomó 5,6%, detalló el BCV en un informe.
"A esto se suma la situación de desabastecimiento de productos, lo cual es percibido por la población como uno de los principales problemas que aquejan al país, junto a la especulación y el acaparamiento", argumentó el emisor. No obstante, el BCV no publicó el índice de escasez que dejó de divulgar hace dos años cuando comenzó a subir sin control.
Los precios de los alimentos y bebidas fueron los que más crecieron el año pasado, 315%; seguidos por los de restaurantes y hoteles, que se incrementaron en un 294,1%, según el BCV.
Maduro sostiene que los desequilibrios son parte de una "guerra económica" llevada a cabo por la oposición y empresarios inescrupulosos.
(ver página 14 FT)