Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Terminó el escrutinio: por pocos votos Kuczynski es presidente de Perú

Luego de cuatro días de conteo, el ballottage determinó que PPK logró el 50,12% frente al 49,88 de su rival. Gobernará con un Congreso adverso de mayoría fujimorista

Terminó el escrutinio: por pocos votos Kuczynski es presidente de Perú

En una reñida elección y luego de esperar cuatro días para saber el resultado definitivo, el economista liberal Pedro Pablo Kuczynski, de 77 años, se convirtió en el nuevo presidente de Perú. PPK, como lo llaman, obtuvo un 50,12% de los votos y quedó sólo a dos décimas de su oponente Keiko Fujimori, que logró el 49,88%.


En la tarde de ayer y luego de largas jornadas de espera, el jefe del ente electoral ONPE, Mariano Cucho, anunció que luego de haber procesado el 100% de las actas, ya había ganador. Minutos después, el mandatario electo, habló en una demorada conferencia de prensa en la que agradeció a los electores que votaron por él y a los que no e hizo un llamado a la unidad del país.


"Tomamos este virtual veredicto con mucha modestia, porque el Perú tiene grandes retos por delante. Tenemos un país unido, conciliado y listo a dialogar", señaló. Tal como lo anunció durante toda la campaña se mostró dispuesto a escuchar y a acordar. "Tenemos que trabajar como un solo país con muchas opiniones y con muchos puntos de vista", dijo.


La vicepresidenta electa Mercedes Aráoz dijo por su parte que a PPK "le gusta conversar y va a abrir las puertas a todos los peruanos en su gobierno". Kuczynski deberá ahora lidiar con un Congreso en que estará en franca minoría. Si quiere que sus iniciativas sean aprobadas deberá sentarse a negociar con Fujimori, cuyo partido tendrá una mayoría absoluta en el Congreso.


A pesar de la incertidumbre que había por el desenlace electoral, los mercados financieros se mantuvieron en calma ya que no estaba en juego el modelo de libre mercado que desde hace años hace crecer al país andino mucho más rápido que a otros vecinos de América.


PPK planteó en su campaña que pondrá énfasis en un plan masivo de infraestructura, fundamentalmente en lo que se refiere a la distribución de agua, uno de los puntos débiles del Perú actual. También anunció un ambicioso plan de reformas del Estado con la idea de implantar la "meritocracia". Dijo que sólo se ingresará al sector público mediante concurso.


Para la candidata, hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, esta es la segunda derrota en un ballottage presidencial. Ya había caído en el 2011 frente a Ollanta Humala por el mismo motivo que en esta ocasión: el peso de su apellido que trae recuerdos de autoritarismo y corrupción.