Tensiones entre Trump y empresarios ante renegociación del Nafta

La cuarta ronda para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan o Nafta) entre México, Estados Unidos y Canadá comienza hoy en Washington, en medio de tensiones entre Donald Trump y el lobby de negocios más poderoso de su país, por la redoblada intención del presidente de romper el pacto.

La Cámara de Comercio de EE.UU. acusó al gobierno de Trump de proponer "píldoras venenosas" para sabotear la ronda y envió una carta a la Casa Blanca firmada por más de 300 grupos empresariales locales en apoyo del Tlcan, al que considera fundamental para industrias de EE.UU. como la agrícola y la manufacturera.

El presidente de la Cámara, Thomas Donohue, dijo que la "amenaza a la existencia" del Tlcan pone en peligro la seguridad regional y citó planes para limitar el acceso de Canadá y México a las normas de contratación pública de EE.UU..

En entrevista con la revista Forbes, Trump dijo: "Sucede que creo que el Nafta deberá ser terminado, si es que lo haremos bien. De otra forma, creo que no se puede negociar un buen acuerdo". Se prevé que su equipo negociador detalle una propuesta para el sector automotor que aumentaría el requerimiento de contenido mínimo de autopartes producidas en la región, y en EE.UU. específicamente. Los fabricantes de automóviles en México dicen que los excesivos requisitos de contenido podrían dañar seriamente la competitividad del sector. "El impacto sería el opuesto de lo que se pretende: la industria estadounidense podría obtener más insumos de Asia y menos de Estados Unidos. Es cierto, esta propuesta realmente enviaría negocios al extranjero", dijo Donohue.

También criticó el énfasis puesto por la Casa Blanca en la reducción del déficit comercial de Estados Unidos (de u$s 63.200 millones con México, y u$s 12.100 millones con Canadá). "Es el enfoque equivocado y es imposible de lograr sin agravar la economía", dijo.

Tags relacionados

Más de Internacionales