Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Temer perdió un hombre clave: Serra renunció como canciller de Brasil

El ministro de Relaciones Exteriores le pidió ayer al presidente Michel Temer, con "tristeza", que lo exonere del cargo. Estaba en funciones desde mayo de 2016

Temer perdió un hombre clave: Serra renunció como canciller de Brasil

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra, presentó su renuncia al jefe de Estado, Michel Temer, y alegó problemas de salud que le "impiden mantener el ritmo de viajes internacionales inherentes a la función de Canciller. Eso sin mencionar las dificultades para el trabajo del día a día".

El jefe de Estado aceptó el pedido del funcionario de 74 años que en diciembre se sometió a una cirugía en la columna vertebral, luego de que en la misiva, Serra expresara que según los médicos, el tiempo para su "recuperación adecuada es de al menos cuatro meses".
Tras la intervención Serra sólo hizo un viaje internacional, a Alemania a comienzos de febrero, para participar de una reunión de cancilleres del G-20.

Este funcionario de extensa carrera en la política como miembro del centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) había asumido la cartera del Exterior en mayo de 2016.

Cuando llegó al cargo de canciller, Serra era senador por el estado de San Pablo, cargo que retomará ahora y desde el que trabajará "para la aprobación de proyectos que velen por la recuperación de la economía, el desarrollo social y la consolidación democrática de Brasil".
Al pedirle a Temer la exoneración del cargo de canciller, expresó que "para mí fue un motivo de orgullo integrar su equipo. En el Congreso, honré mi mandato de senador trabajando para la aprobación de proyectos que ayuden a reactivar la economía, el desenvolvimiento social y la consolidación democrática de Brasil".

Serra asumió como canciller después de que Dilma Rousseff fuera apartada de la presidencia de Brasil –y destituida en agosto por irregularidades en las cuentas públicas– y se propuso dar un giro de timón de 180 grados a la política brasileña tras 13 años de gobierno de Partido de los Trabajadores (PT).

En su trayectoria política, Serra fue elegido gobernador del estado de San Pablo en 2006 y dos veces se presentó como candidato en elecciones presidenciales, en el 2002 –cuando llegó a la segunda ronda frente a Luiz Inácio Lula da Silva– y en el 2010, cuando nuevamente accedió al ballottage, pero esta vez ante Dilma Rousseff.

En el gobierno del ex presidente Fernando Henrique Cardoso se desempeñó como ministro de Planificación y Ordenamiento (1995-1996) y ministro de Salud (1998-2002).

Además fue senador entre 1994 y 2002, y diputado federal entre 1986 y 1994.
La salida de Serra supone un nuevo obstáculo para Temer, quien desde hace semanas busca un ministro de Justicia para substituir a Alexandre de Moraes, quien ayer fue nombrado por el Senado como juez de la Suprema Corte.