Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Temer obtiene un respiro en crisis de gobierno por corrupción en Brasil

En un sorpresivo impasse, el presidente ganó tiempo hasta que la corte defina si continúa la pesquisa por corrupción. El PSDB no decidirá por ahora si le retira apoyo político

Temer obtiene un respiro en crisis de gobierno por corrupción en Brasil

El presidente de Brasil, Michel Temer, ganó tiempo cuando el principal socio de su gobierno, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), canceló ayer su reunión para decidir si le retiraba su apoyo debido a la investigación por corrupción que afronta el mandatario tras los audios divulgados que lo acusan de avalar sobornos en el marco del caso Lava Jato.

Con la mira puesta en las elecciones de 2018, algunos líderes socialdemócratas urgen a abandonar la coalición, como ya decidió hacerlo la dirección del PSDB en Río. El sábado, el pequeño Partido Socialista Brasileño (PSB) anunció formalmente que rompía con el gobierno.

Cuando se convocó de urgencia a la mesa directiva del PSDB para la noche del domingo en Brasilia, el mandatario invitó a una cena en la residencia oficial de esa misma ciudad con ministros, diputados y senadores líderes aliados al gobierno, como un intento de mostrar apoyo para seguir gobernando.

Pero al mediodía se canceló la cita del PSDB y fuentes políticas dejaron entrever que la formación habría atendido un pedido del palacio de Planalto por "más tiempo". Con cuatro ministros en el gabinete, 47 diputados y 10 senadores, el PSDB representa un apoyo clave para decidir sobre una eventual destitución de Temer, a sólo un año de la que sacó del cargo a su predecesora, Dilma Rousseff.

Luego se canceló también la cena de Temer y según OGlobo, fue por la preocupación de que contara con baja adhesión. El líder del PMDB, diputado Baleia Rossi, argumentó que muchos legisladores no habían conseguido vuelo a Brasilia.

Mientras, los pedidos de renuncia o de juicio político en contra del mandatario subieron a nueve, cuando el Colegio de Abogados de Brasil (OAB) votó por 25 votos contra 1 para presentar un pedido de "impeachment" ante el Congreso.

Por su parte, el jefe de Estado pidió al Supremo Tribunal Federal (STF) que suspenda la investigación abierta en su contra por los supuestos delitos de corrupción y obstrucción a la justicia; la máxima corte analizará la solicitud el próximo miércoles, pero el fiscal general pidió que la averiguación continúe.

Un alivio para el mandatario fue también que las marchas convocadas para el domingo por sindicatos y agrupaciones izquierdistas bajo la consigna de "Fuera Temer" y elecciones "Directas Ya" no tuvieron la afluencia prevista. Las organizaciones de centroderecha como "Vem pra Rua" habían anulado sus llamamientos a participar de las manifestaciones.