EL GOBIERNO DE BRASIL TAMBIÉN PROPUSO LA VENTA DE LA CASA DE LA MONEDA

Temer lanzó un ambicioso paquete de privatizaciones y concesiones

El plan prevé unos u$s 14.000 millones en inversiones. En la lista figuran 14 aeropuertos, 11 líneas de transmisión de energía eléctrica y 15 terminales portuarias

El Consejo del Programa de Asociación e Inversiones de Brasil (PPI) aprobó ayer el lanzamiento de un paquete de privatizaciones y concesiones de activos estatales, incluidas las participaciones en algunos de los principales puertos, aeropuertos y derechos de licencia para la exploración petrolera, autopistas y represas eléctricas.

La iniciativa forma parte de los planes del presidente, Michel Temer, para reducir la participación del Estado en la economía y conseguir fondos para palear el creciente déficit en el presupuesto.

Voceros del PPI, organismo que gestiona la participación privada en empresas estatales, señalaron que calculan que habrá una inversión estimada en 44.000 millones de reales (u$s 14.000 millones). El ente oficial también dio vía libre a la solicitud por parte del gobierno de la venta de acciones de la empresa Eletrobras (Centrais Elétricas Brasileiras SA).

La decisión incluye la privatización de la Casa de la Moneda de Brasil, institución que prevén licitar para el segundo trimestre de 2018.

En el rubro aeropuertos, el gobierno planea la concesión de 13 terminales que serían licitadas en el tercer trimestre de 2018, en vísperas de las elecciones presidenciales.

Según el ministro de Transportes, Mauricio Quintella, la estimación es la de obtener al menos R$ 6390 millones en un año en concepto de canon.

Los aeropuertos serán agrupados en tres bloques para la concesión. El bloque del Nordeste que abarcará Recife, Maceió, João Pessoa, Aracaju, Juazeiro do Norte y Campina Grande. El de Mato Grosso, que ganó relevancia gracias al agronegocio, sumará Cuiabá, Sinop, Salta Bosque, Rondonópolis y Barra do Garças. Y el bloque Sudeste con Vitória y Macaé.

El aeropuerto de Congonhas en San Pablo, el segundo de mayor tráfico de Brasil, saldrá a licitación de forma separada y deberá ser pagado en el acto, informó el ministro.

En el gobierno de la ex presidenta Dilma Rousseff, el importe de las concesiones era abonado generalmente en prestaciones anuales a lo largo de toda la vigencia del contrato. En los cuatro aeropuertos subastados por la gestión Michel Temer -Salvador, Fortaleza, Porto Alegre y Florianópolis -, en cambio, el 25% del valor se abonó a el acto. Además, la estatal Infraero (ente que maneja el transporte aéreo) venderá el 49% de la participación en las terminales de Guarulhos (San Pablo) Galeão (Rio de Janeiro), Brasilia y Confins (Minas Gerais). El decreto prevé el lanzamiento de la la venta para el segundo trimestre de 2018 y el traspaso en el siguiente trimestre. El gobierno decidió también hacer una asociación público-privada para el control del tráfico aéreo.

En el caso de los puertos, el gobierno informó que habilitará la licitación de 15 concesiones en el marco del PPI. La previsión oficial es que los proyectos generan inversiones cercanas a R$ 2000 millones. Los emprendimientos tendrán lugar en siete puertos.

La lista incluye tres terminales de granos en Paranaguá (PR) y proyectos en los puertos de Pará que suman tres terminales de gas licuado de petróleo (GLP) en Miramar, cinco terminales de graneles líquidos en Belém y uno en Vila do Conde.

También se habilitó la concesión de la terminal de Vitória, la prórroga de la terminal de fertilizantes de Itaqui (MA) y la autorización para aumentar la capacidad de la terminal Agrovia del Nordeste en Suape.

Para el cuarto trimestre de 2018, en tanto, prevén licitar 11 líneas de transmisión eléctrica

Además, el gobierno de Temer, a través del ente regulador de petróleo ANP, hizo público los detalles sobre las próximas subastas de derechos de exploración en los prometedores yacimientos subsal costa afuera, previstas para el 27 de octubre.

 

Tags relacionados
Noticias del día