Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Temer impulsa en Brasil la extensión de la jornada de trabajo

Temer impulsa en Brasil la extensión de la jornada de trabajo

El gobierno del presidente interino Michel Temer prepara un proyecto de ley para flexibilizar las leyes laborales, apuntando a cambiar la llamada CLT, que rige las normas del trabajo desde la década de 1950, señaló ayer el ministro del área.

"Construiremos un formato que le dé prioridad a la negociación y a las convenciones colectivas y trate de cuestiones como el salario y la jornada‘ laboral", indicó Ronaldo Nogueira.
La propuesta será remitida a las cámaras legislativas antes de fin de año.

La propuesta de reforma laboral será discutida con los sindicatos y no alterará nada en relación a los aguinaldos, las vacaciones o cuestiones relativas a la seguridad y la salud de los trabajadores.
Nogueira admitió que pueden llegar a ser discutidos ciertos pisos salariales y también la duración de la jornada, que en Brasil hoy es de 44 horas semanales, aunque los sindicatos presionan para reducirla a 40 horas, mientras los empresarios pretenden aumentarla o, por lo menos, flexibilizarla.

El ministro señaló que también puede ser propuesta alguna alteración a un proyecto de ley que tramita en el Congreso y plantea la regularización del trabajo "tercerizado". Ese proyecto llevaría a que ciertos trabajadores puedan o sean obligados a establecerse como personas jurídicas, con lo cual serían responsables de sus aportaciones sociales y otras obligaciones que ahora recaen en las empresas.

Nogueira indicó que ese proyecto debe ser discutido nuevamente con los trabajadores y los empresarios, a fin de delimitar su radio de influencia y determinar en qué casos se autorizaría la adopción de ese régimen. No obstante, se pronunció completamente a favor de regularizar esa cuestión, pues ‘actualmente en Brasil hay unos 10 millones de trabajadores tercerizados‘, cuyas funciones y modo de contratación ‘deben ser reglamentados‘ por una ley específica.