Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Temer exige a gobernadores austeridad como condición para envío de fondos

El Parlamento votó una ley para aliviar las deudas estaduales, pero el presidente amenaza con vetarla. La deuda federal brasileña supera los u$s 3 billones

El ministro Henrique Meirelles dice que negociará con cada Estado

El ministro Henrique Meirelles dice que negociará con cada Estado

El gobierno brasileño anunció que habrá "condiciones" para los estados que necesiten fondos con cierta urgencia a cambio de apoyo federal.

El ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, hizo estas declaraciones después de que los legisladores suavizaron una propuesta para aliviar la deuda que reduce el pago y amplía el vencimiento de 427.000 millones de reales (u$s 127.000 millones) de los 27 estados del país.

Meirelles señaló que el presidente Michel Temer podría vetar el proyecto de ley aprobado por la Cámara baja que permite que los estados con peores condiciones financieras suspendan el pago de deudas y renegocien sus compromisos con el Gobierno federal.

Los legisladores eliminaron medidas propuestas por el Gobierno para obligar a los estados a elevar las cargas jubilatorias a los empleados y prohibir que los gobiernos locales aumenten los salarios y creen nuevos empleos.
Incluso si se convierte en ley, el Gobierno negociaría con cada Estado las condiciones para recibir un alivio de deuda, comentó Meirelles.

"Los estados tendrán que cumplir con todas las condiciones de austeridad", aseguró, y agregó que espera que el estado de Río de Janeiro solicite participar en el programa.
La deuda pública federal subió 1,97% en el último mes y sumó R$ 3,093 billones.
Meirelles añadió, además, que una propuesta de reforma al sistema de pensiones es la prioridad del Gobierno brasileño, pero que mientras tanto seguirán presentando medidas microeconómicas.

Desde el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en tanto, se dio a conocer una buena noticia. La tasa de la inflación anual de Brasil se frenó más de lo esperado a mediados de diciembre, lo que facilitaría al Banco Central la aplicación de más recortes al costo del crédito.

El índice de precios al consumidor IPCA-15 de Brasil subió un 6,58% en 12 meses hasta mediados de diciembre y se ubica cerca del 6,5%, el techo del rango objetivo oficial para la inflación.