Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Temer es la solución política a la crisis"

Los industriales brasileños ya piensan que no sirve la protección del mercado interno

Los industriales brasileños ya piensan que no sirve la protección del mercado interno

El ex diplomático brasileño José Botafogo Goncalves, que se desempeñó como embajador en Buenos Aires entre 2002 y 2004, apuesta a la llegada del vicepresidente Michel Temer a la jefatura de Estado en Brasil como la mejor salida para la crisis en el país vecino, si es que finalmente el Congreso destituye a la mandataria Dilma Rousseff.

"Temer es la solución. Su programa de gobierno está listo", afirmó Botafogo en una entrevista ofrecida en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

El actual consejero del Centro Brasileño de Relaciones Internacionales (CEBRI) dijo que la posibilidad de que un eventual gobierno de Temer nazca débil a raíz de las sospechas de que podría estar vinculado con la trama de corrupción en Petrobras y luego de que un juez del Supremo Tribunal Federal pidiera al Congreso analizar un pedido de impeachment en su contra, no deberían opacar lo que considera una "solución política" a la crisis. A menos que la justicia o el legislativo terminen abriendo un proceso en su contra.

El ex embajador, que lucía una escarapela argentina tejida "wichi" en la solapa de su saco, un regalo de Gustavo Grobocopatel, ve en el actual escenario alguna similitud con el ascenso de José Sarney a la presidencia de Brasil en los ochenta tras la sorpresiva muerte del presidente electo Tancredo Neves, y asegura que a pesar de liderar un gobierno débil caracterizado por una severa crisis económica logró concluirlo con relativo éxito.

El ex negociador ante el Mercosur ofreció una visión positiva sobre el futuro del bloque, frenado en los últimos años por las trabas comerciales internas. "El Mercosur volverá a tener una agenda de negociaciones porque hay caminos económicos que se emparentan", evaluó, pensando en la apertura de vínculos comerciales con los países de la Comunidad Andina y la Alianza del Pacífico.

Botagogo dijo también que el presidente argentino Mauricio Macri le genera confianza y que no ve la "actual coyuntura" de Brasil como un obstáculo. "Los industriales brasileños ya piensan que no sirve la protección del mercado interno. El proceso de crecimiento del consumo interno, que fue bueno, se agotó". Al respecto dijo que las mismas ideas aperturistas están en el gobierno de Rousseff -las encarna el ministro de Industria, Armando Monteiro- y seguirán en cualquier administración que eventualmente la suceda.