Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Temer dijo que avanzará con la reforma laboral a pesar de los reclamos sindicales

Las centrales sindicales preparan una agenda de protestas contra el gobierno mientras negocian cambios en la futura ley, que pasó a ser debatida en el Senado

El rechazo al gobierno prevaleció en las celebraciones del 1´ de mayo

El rechazo al gobierno prevaleció en las celebraciones del 1´ de mayo

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que la reforma laboral propuesta por su Gobierno traerá "innumerables ventajas" y generará puestos de trabajo.

El mandatario divulgó un vídeo en las redes sociales con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, en medio de manifestaciones en todo el país contra la batería de medidas propuestas por el Gobierno.

Temer aseguró que el 1´ de mayo de este año está "marcado por un momento histórico" en el que Brasil "inicia una nueva fase en favor del empleo" y la "modernización de las leyes laborales".

El jefe de Estado aseguró que "todos los derechos" estarán "garantizados" con la nueva norma laboral, que ya fue aprobada por la Cámara de los Diputados y será analizada ahora por el Senado.

Entre las "ventajas", Temer citó "la negociación de acuerdos colectivos de manera libre y soberana" y la "concesión de derechos a los trabajadores que antes no los tenían".

Según una encuesta del instituto Datafolha, el 64% de los brasileños cree que dicha reforma beneficiará más a los empresarios que a los trabajadores.

Las centrales obreras realizaron el viernes pasado una huelga general, la primera en décadas que paralizó algunos de los servicios básicos de Brasil, como el de transporte, especialmente en Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil.

Los sindicatos aprovecharon las manifestaciones del Día de los Trabajadores para volver a poner sobre la mesa su oposición al paquete de reformas, las cuales, a su juicio, perjudicarán a los más desfavorecidos

En el acto que llevó adelante una de las centrales sindicales llamada Fuerza Sindical, en la ciudad de San Pablo, prometió que habrá un nuevo paro general.

Hoy será el día de reunión de todas las centrales con senadores en Brasilia para discutir cambios en la reforma, mientras definen un nuevo calendario de manifestaciones.

En una solicitada conjunta, con el título, "El paro del 28 de abril continúa", las seis principales agrupaciones sindicales de Brasil prometieron "ocupar Brasilia" y plantearon que exigen "que las propuestas nefastas que se tramitan en Brasilia sean retiradas".