Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Temer delinea su programa económico con la certeza de que será presidente de Brasil

El vicepresidente da por hecho el impeachment a Rousseff y negocia los nombres del gabinete. Henrique Meirelles sería el elegido para llevar adelante el plan de ajuste fiscal

Michel Temer ya piensa como presidente de Brasil

Michel Temer ya piensa como presidente de Brasil

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, comenzó a definir su eventual gabinete con señales al sector financiero y empresario, y pretende poner en marcha una agenda de sesgo liberal con reducción del gasto público, privatizaciones y reforma del sistema jubilatorio, en caso de que el Senado apruebe el juicio político contra Dilma Rousseff el 11 de mayo.

Temer adelantó que su preferido para el ministerio de Hacienda es Henrique Meirelles, ex presidente del Banco Central (BC), a quien considera capaz de generar la confianza que necesita Brasil.
La semana pasada, Meirelles defendió la autonomía del BC y la reforma previsional, con la desindexación de los beneficios a la variación del salario mínimo, y se mostró favorable a un aumento temporario de impuestos en el corto plazo para conseguir equilibrio presupuestario.

Esas ideas fueron ratificadas por el senador Romeo Jucá, estrecho colaborador de Temer y presidente del PMDB, quien aseguró que en el plano económico será "fundamental revertir el déficit fiscal", admitió la necesidad de subir tributos aunque matizó indicando que no se daría en la etapa inicial del eventual nuevo gobierno debido a la recesión.

El senador que suena para la cartera de Planificación dejó clara la idea de avanzar con concesiones al sector privado en el área de infraestructura, un área que según los medios brasileños coordinará el ex ministro Wellington Moreira Franco, quien ocupó cargos estratégicos en la presidencia de Rousseff.
En otro frente, Temer negocia con el PSDB, principal partido opositor, y ayer se reunió a solas con su titular Aécio Neves. Entre los posibles ministros sigue en danza el nombre del senador José Serra para Educación o Salud.

Legisladores de varios partidos intentan convencer a los principales protagonistas de la actual crisis a negociar para que el Congreso apruebe una enmienda constitucional que abra la puerta a elecciones anticipadas en octubre, una idea que apoya el 62% de los brasileños. Ayer se reunieron con Lula, y pretende hacerlo con Temer y Neves.

Lula y Dilma están evaluando la estrategia del adelanto electoral, frente al abismo del impeachment, aunque genera resistencia en el Partido de los Trabajadores (PT) y algunos movimientos sociales.