Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Temer asumió la presidencia de Brasil y esbozó un agresivo plan de ajuste fiscal

El vicepresidente quedó a cargo de la jefatura de Estado mientras juzgan a Rousseff, pero anunció un programa de gobierno totalmente distinto y con objetivos de largo plazo.

Temer asumió la presidencia de Brasil y  esbozó un agresivo plan de ajuste fiscal

Michel Temer asumió como presidente interino de Brasil, luego de que el Senado en una maratónica sesión suspendiera del cargo a la presidenta Dilma Rousseff y diera inicio con el voto de 55 senadores a favor y 22 en contra, al juicio político que pude terminar con su carrera política.


Ahora la Cámara Alta tendrá un máximo de 180 días para decidir si es culpable del delito de "pedaleada fiscal", es decir de haber "maquillado" cuentas publicas para mostrar un presupuesto más prolijo que el real. Si el veredicto es "culpable" la destituirán y Temer asumirá definitivamente la jefatura del Estado brasileño.


Sin embargo, y a pesar de ser formalmente un mandatario temporal, el ex socio político del PT dio un discurso de toma de posesión en el que mostró un programa de gobierno completo y de largo plazo, signo de la confianza que tiene en que Rousseff jamás volverá al Planalto.


Habló de sus prioridades en el campo económico, de disminuir la inflación, de recuperar la credibilidad, calmar a los mercados y de sanear el déficit público. Pero además recorrió temas que tienen que ver claramente con el largo plazo, como impulsar una reforma laboral, sanear el sector público, achicar la estructura del Estado y de impulsar la "iniciativa privada" en muchas áreas en los que el Estado no tiene por qué participar, lo que puede ser leído como el impulso de un programa de privatizaciones de empresas estatales.


Temer anunció la reducción de ministerios de 32 a 24 para cortar el gasto público y aseguró que "cuanto más temprano podamos mejorar las cuentas públicas más rápidamente podremos retomar el crecimiento". Un segmento del mensaje lo dedicó a los más pobres al anunciar que continuará con los programas sociales Lula y Dilma, aunque señaló que son áreas que deben mejorar.


El presidente interino designó luego a los 21 ministros que integrarán su gabinete. Destaca entre ellos la figura del ex presidente del Banco Central Henrique Meirelles quien juró como Ministro de Hacienda. En tanto que el economista José Serra, el candidato derrotado por Dilma en la última elección y ex gobernador de San Pablo estará al frente del ministerio de Relaciones Exteriores.


El jefe de Gabinete será el abogado Eliseu Padilha y Geddel Vieira Lima será el ministro jefe de la secretaría de Gobierno, ambos del PMDB. El ministro de Agricultura será Blairo Maggi, un senador de Mato Grosso y poderoso terrateniente conocido como el "rey de la soja".