Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Supermartes electoral clave que puede acelerar los triunfos de Trump y Hillary

Republicanos y demócratas votan en las primarias de los estados de Florida, Ohio, Misuri y Carolina del Norte. Marco Rubio y John Kasich podrían abandonar la contienda.

Supermartes electoral clave que puede acelerar los triunfos de Trump y Hillary

Cinco estados celebran hoy primarias en Estados Unidos, una jornada que la prensa bautizó como segundo "Supermartes" por el peso que pueden tener los resultados, especialmente en Florida y Ohio, sobre las aspiraciones presidenciales del republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, que lideran la carrera a la Casa Blanca.

El polémico multimillonario es el favorito en Florida de acuerdo a las encuestas, y se impondría sobre Marcos Rubio, senador por ese estado y joven promesa hispana del establishment republicano. Un sondeo de la Universidad de Quinnipiac prevé además un empate técnico en Ohio entre Trump y el gobernador local John Kasich, aunque otras encuestas le otorgan a este último una ligera ventaja.

Si Trump vence en Florida y Ohio no solo lograría que sus rivales derrotados probablemente abandonaran la disputa dejándolo cara a cara con el senador por Texas, Ted Cruz, sino que se llevaría el total de los delegados en juego en ambos estados porque las reglas que impuso allí el Partido Republicano no prevén que el reparto de representantes sea proporcional a los votos recibidos.

La semana pasada Rubio pidió a sus seguidores que apoyen a Kasich en Ohio, con la esperanza de que los votantes del gobernador le den su respaldo en Florida, una fórmula que no tiene garantías. Ohio es un estado industrial que sufrió la pérdida de muchos puestos de trabajo por la relocalización de fábricas en China, México y países que ofrecen mano de obra más barata y ventajas fiscales, y las propuestas de Trump de aumentar los impuestos a las importaciones y avanzar en una "guerra comercial" con Beijing pueden seducir electores decepcionados con las políticas de Washington.

Florida, por su parte, se convirtió en una batalla crucial donde los candidatos se disputan el voto de los latinos, que representan el 18% del electorado, cuando en todo el país ese porcentaje apenas supera el 11%. Hillary corre como favorita con el 60% de las preferencias contra el 34% del senador socialista Bernie Sanders. En el lado republicano, las virulentas declaraciones antiinmigrantes podrán pasarle factura a Trump, a pesar de la ventaja que le otorgan los sondeos.

Aunque casi un tercio de los votantes hispanos de Florida son de origen cubano y solo 9% mexicanos, el grupo sobre el que el empresario devenido político concentró sus expresiones xenófobas calificándolos como narcotraficantes, delincuentes y violadores en el discurso con el que anunció su candidatura a las primarias en junio pasado, lo que generó una ola de repudios.

Trump ganó días atrás el apoyo del ex neurocirujano Ben Carson, que abandonó su precandidatura. Era el único competidor negro entre los republicanos.

Las primarias transcurren por estos días en un ambiente de tensión a raíz de los incidentes entre seguidores y detractores del magnate inmobiliario ocurridos el final de semana, que sus rivales atribuyen a la dialéctica enfurecida del candidato, que a su vez culpó por las refriegas a votantes de Sanders.

Están en juego en este Supermartes 367 delegados republicanos y 792 demócratas, que se dividirán entre Clinton y Sanders según los votos que sumen en cada estado. Hasta ahora Trump suma 460 delegados, Cruz 369, Rubio 163 y Kasich 63. La ex primera dama ganó 766 delegados y Sanders 551. Para lograr la nominación republicana se requieren al menos 1.237 delegados, mientras son 2.383 para alcanzar la del Partido Demócrata.

El resto de los estados donde hay primarias son Illinois, Misuri y Carolina del Norte.