Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Supermartes: Clinton quedó como favorita indiscutida y Trump ganó pero no arrasó

Los resultados parciales otorgaban un triunfo arrollador de la ex secretaria de Estado en la gran mayoría de los 12 estados en juego. Trump también se afianzó

Supermartes: Clinton quedó como favorita indiscutida y Trump ganó pero no arrasó

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton, pre-candidata a la Casa Blanca por el Partido Demócrata, y el empresario inmobiliario Donald Trump, pre-candidato por el Partido Republicano, afianzaron ayer sus respectivas candidaturas al alzarse con amplios triunfos en la mayoría de los 12 estados del país que ayer celebraron internas durante el llamado "supermartes".


Los resultados oficiales parciales no depararon mayores sorpresas y estuvieron en línea con lo que anticipaban los sondeos, que daban como favoritos a ambos candidatos. En total, estaban en juego 1460 delegados (865 demócratas y 595 republicanos), una importante porción del total que participarán en las convenciones nacionales de ambos partidos en junio para elegir a quien será finalmente el candidato.


En la interna demócrata, Clinton hizo una excelente elección que la deja a un paso de la nominación, si se tiene en cuenta que el reparto de delegados es proporcional al porcentaje de votos obtenidos. Aunque aun era bajo el porcentaje escrutado, la esposa de Bill Clinton se imponía con holgura en el estado sureño de Georgia con 84% de los votos, en Virginia (78%), Alabama (84%), Arkansas (74%) y Tennessee (65%). Su único rival, el senador Bernie Sanders, autodenominado "socialista" y con un fuerte respaldo de jóvenes e independientes, arrasaba con 90% de los votos en Vermont, su estado natal. Ambos candidatos se disputaban al cierre de la edición el resultado en los estados de Oklahoma y Massachusetts, mientras que en Texas, el "estado preciado" por ser el que más delegados repartía, Clinton ganaba con 67% de los votos aunque no era una tendencia irreversible.


La foto en el bando republicano, al menos hasta el cierre de esta edición, dejaba un escenario previsible pero más abierto que los demócratas. Aunque los sondeos lo daban como favorito en todos los estados, excepto Texas, Trump ganó gran parte pero no lo hizo con tanta contundencia como Clinton, en una señal de que, entre los republicanos, podría haberse activado el voto ‘anti-Trump’ conforme avanza la carrera hacia la nominación.


Al cierre de esta edición, Trump tenía un triunfo asegurado en Georgia con 49% de los votos, Tennesse (44%), Alabama (41%) y Massachusetts (47%) y Virginia (36%)–todos resultados parciales, pero irreversibles–. Pero perdió, como lo aventuraban los sondeos, Texas en manos de el texano Ted Cruz, quien sacaba el 39% contra 28% de Trump. Cruz se anotó, además, una victoria inesperada en en Oklahoma.


Ya con estos resultados del ‘supermartes’ sobre la mesa la carrera hacia la Casa Blanca comienza a despejarse. Clinton, que hasta ahora acumulaba 565 delegados contra apenas 85 de Sanders, consolida su liderazgo. El interrogante es si Sanders, de 78 años, decidirá seguir o bajarse de la contienda, aunque lo más probable es que "aguante" a las siguientes dos grandes internas en Ohio y Florida, el 15 de marzo, para tomar una decisión en firme.


Entre los republicanos, en tanto, si bien Trump se afianzó, es de esperar que tanto Cruz, como el senador Marco Rubio –el candidato del establishment republicano– y el gobernador de Ohio John Kasich, que ayer hizo una buena elección en Vermont y Massachusetts, sigan en carrera un tiempo más. Anoche se especulaba con la posibilidad de que Ben Carson, el cuarto pre-candidato republicano, siguiera los pasos de Jeb Bush y se bajase de la contienda.