Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Sondeo da ventaja al francés Macron en primera ronda

Por primera vez desde que están confirmadas las candidaturas para la elección presidencial en Francia, una encuesta mostró que el candidato liberal Emmanuel Macron supera a la ultraderechista Marine Le Pen en intención de voto.

El postulante independiente, que en las últimas semanas recibió el apoyo de dirigentes de derecha y de socialistas, conseguiría el 26% de los sufragios en la primera ronda programada para el 23 de abril, seis puntos porcentuales más que hace dos semanas, según la consultora Harris Interactive.

Marine Le Pen, la líder del partido antieuropeísta Frente Nacional (FN), pasaría a la segunda posición con el 25% de los votos, el mismo porcentaje que se le atribuía en febrero.

Por su parte, el líder conservador Francois Fillon, afectado hace seis semanas por un escándalo de empleos ficticios que durante años beneficiaron a su mujer y dos de sus hijos, perdería un punto porcentual suplementario y obtendría el 20% de los votos.

Por detrás quedarían –también descalificados desde la primera vuelta– el socialista Benoit Hamon (13%), el líder de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon (12%) y el soberanista Nicolas Dupont-Aignan (3%).

Para la segunda vuelta, Harris Interactive prevé, como todas los sondeos desde hace un mes, una amplia victoria de Macron, que hasta agosto pasado era el ministro de Economía del presidente socialista, Francois Hollande, con un 65% de los votos, cinco puntos porcentuales más que en febrero, frente al 35% del FN.

Según el semanario L’Obs, un 64% de los franceses está inquieto con la idea de que Le Pen acceda a la segunda vuelta de las presidenciales, hecho que favorecería a cualquiera de sus posibles oponentes.